Weekly News

GM recortará 600 trabajadores

5 de febrero de 2009.

La firma automotriz General Motors (GM) de México informó ayer de que despedirá a 600 trabajadores de su planta en Ramos Arizpe, Coahuila, debido a la baja de la demanda en los mercados local y exterior.

La noticia generó una expectación negativa dentro de la economía regional, ya que en esa región de Coahuila el principal sost´en económico es el sector automotriz.

Esta medida, que se concretará entre este mes y marzo, obedece a la necesidad de alinear el volumen de producción con la demanda del mercado, pues han bajado los pedidos de vehículos tanto a nivel nacional como en el exterior, dijo Ángel Antonio Sánchez, portavoz de la empresa.

La planta de Ramos Arizpe tiene 4.600 trabajadores, de los cuales 600 están en los planes de reducción de personal en estos dos meses.

Buscan conservar planta productiva

Estos 600 trabajadores son de todas las áreas de la planta, agregó el portavoz al asegurar que, si el mercado muestra una evolución favorable, la empresa buscará conservar el mayor número de puestos posible “y pudiera darse una variación positiva” al reducirse el número de despidos.

En la planta de Ramos Arizpe se producen los modelos Chevy (destinado al mercado local y Sudamérica), la camioneta HHR (mercado local y Estados Unidos), Captiva Sport (local y Estados Unidos.), y la camioneta Saturn Vue (Estados Unidos.).

Según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en 2008 la empresa produjo 508.748 vehículos en sus plantas en el país.

General Motors, que llegó a México en 1935, construyó en 1937 su primer camión en este país y a la fecha cuenta con cuatro plantas (Toluca, Guanajuato, Coahuila y San Luis Potosí), una pista de pruebas (Michoacán), un centro regional de ingeniería y un centro de repuestos (ambos en Toluca).

A nivel internacional General Motors y Chrysler han solicitado un total de 17.400 millones a las autoridades federales.

Washington ya ha autorizado el préstamo de 13.400 millones de dólares a General Motors mientras que Chrysler ha recibido 4.000 millones.

Esta compañía ya ha dicho que necesita otros 3.000 millones de dólares para seguir en operación.

El próximo 17 de febrero General Motors y Chrysler tienen que presentar en el Congreso sus planes de viabilidad y reestructuración para que el dinero público siga llegando a sus arcas. Los congresistas estadounidenses revisarán el progreso de estas compañías el 31 de marzo y si consideran que los planes no son adecuados pueden rechazar la concesión de las ayudas económicas.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles