Weekly News

Revelan grabaciones de avión que cayó al Hudson

6 de febrero de 2009.

Dijo piloto a los controladores aéreos que se dirigía al río.

El piloto del vuelo 1549 de US Airways, que se posó en el río Hudson, comunicó por radio a los controladores aéreos que "vamos al Hudson".

La conversación radial, difundida ayer por la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) refleja las tensiones iniciales entre los controladores y la cabina de mando y luego la confusión sobre en qué punto del río se posó el avión.

"Tenemos una emergencia", comenta un controlador mientras intenta que el avión aterrice en el aeropuerto de Teterboro, en Nueva Jersey.

"¿Puedo situarlo en la pista uno?", pregunta el controlador del aeropuerto de LaGuardia a la torre de control de Teterboro.

"Pista uno, de acuerdo", le contesta el controlador de Teterboro.

"1529 gire a la derecha dos-ocho-cero" para aterrizar en Teterboro, ordena la torre de LaGuardia al piloto del avión.

"No podemos", responde el piloto.

"¿Qué pista desearía en Teterboro?", le pregunta la torre de LaGuardia.

"Vamos al Hudson", responde el piloto.

"Lo siento, repita", le contesta el controlador tras escuchar que el piloto iba a posar el Airbus A320 en la corriente del Hudson.

Esta vez el piloto no respondió. El piloto Chesley "Sully" Sullenberger dijo a los investigadores de la FAA que descendió planeando el aparato hasta posarlo en el río en lugar de arriesgarse a un aterrizaje catastrófico en un área densamente poblada.

Sobrevivieron los 155 ocupantes de la nave.

Confirman presencia de aves

Funcionarios federales de seguridad dijeron ayer que confirmaron que había aves en los dos motores del jet de US Airways que acuatizó en el río Hudson el mes pasado en Nueva York.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte señaló que los restos encontrados fueron enviados al Instituto Smithsoniano en Washington para identificar la especie particular de ave.

La junta de seguridad agregó que la sobretensión que experimentó uno de los motores dos días antes del incidente se debió a la falla de un sensor de temperatura. El sensor fue reemplazado y se regresó al servicio. El motor izquierdo del jet fue enviado a las oficinas centrales del fabricante, CFM International, en Cincinnati, donde es desarmado.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles