Weekly News

Respalda Obama acuerdo de estímulo en Senado

7 de febrero de 2009.

El texto actual del proyecto prevé usar unos 827 mil millones de dólares en dos años para revivir la economía estadounidense, que está en recesión desde diciembre de 2007

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio hoy su apoyo al principio de acuerdo alcanzado en el Senado sobre el plan de estímulo económico.

"Los demócratas y los republicanos acercaron sus posiciones en el Senado y respondieron de forma apropiada a la urgencia que demanda este momento" , dijo Obama en el mensaje presidencial sabatino.

El viernes se supo que en enero se perdieron casi 600 mil empleos en el país, pero Obama aseguró que está satisfecho de que el día acabó "de forma positiva" con el anuncio del principio de acuerdo.

Tras días de negociaciones, un grupo de senadores de ambos partidos acordó sacar unos 110 mil millones de dólares de gasto y rebajas tributarias del proyecto de ley inicial, tras lo cual tres legisladores republicanos prometieron darle su apoyo.

Los demócratas cuentan con 58 votos en el Senado, frente a los 41 de los republicanos, pero necesitan de por lo menos 60 escaños para superar un posible bloqueo del voto con tácticas dilatorias por parte del partido de la oposición.

El texto actual del proyecto prevé usar unos 827 mil millones de dólares en dos años para revivir la economía estadounidense, que está en recesión desde diciembre de 2007.

Obama señaló en su alocución que "el tamaño y el alcance del plan son correctos y la hora de actuar es ahora".

"Si no actuamos rápidamente para poner en movimiento este plan, nuestra crisis económica podría convertirse en una catástrofe nacional" , alertó.

En la cámara baja ningún republicano votó a favor del proyecto de ley y en el Senado la mayoría de ellos aún se opone a él, porque cree que su volumen es excesivo y que debería enfocarse en bajar los impuestos, en lugar de elevar el gasto público.

Obama rechazó esa demanda. "No podemos confiar en una fórmula perdedora que ofrece solo rebajas tributarias como la respuesta a todos nuestros problemas, al tiempo que hace caso omiso de nuestros desafíos económicos fundamentales" , afirmó.

Entre esos desafíos citó el alto costo de los servicios de salud, el estado precario de las escuelas, las infraestructuras deficientes y la "adicción" de Estados Unidos al petróleo extranjero.

Para convencer no solo al Congreso, sino al país de la necesidad de su plan de estímulo, Obama sostendrá sesiones públicas de preguntas y respuestas con habitantes de Elkhart (Indiana) el lunes y de Fort Myers (Florida) el martes. En Elkhart la tasa de desempleo se ha disparado por encima del 15% y en Fort Myers llega al 10%, unas cifras muy superiores a la media nacional del 7.6%.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles