Weekly News

Cuando las crisis se traducen en 'gangas'

15 de febrero de 2009.

Mantener la austeridad en tiempos de vacas gordas para evitar los amargos ajustes drásticos en las épocas de crisis, es uno de los 10 principios que han regido la actividad empresarial de Carlos Slim Helú.

Entre su decálogo destaca también: "Una empresa nunca debe limitarse a la medida del propietario o del administrador.

No sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos y hacer una mínima inversión en activos no productivos".

Pero la premisa del hombre que se disputa los primeros lugares en las listas de los empresarios más ricos del mundo es: "Tener muy presente que nos vamos sin nada, que sólo podemos hacer las cosas en vida y que el empresario es un creador de riqueza que administra temporalmente".

Por eso no ha podido ocultar su molestia cuando algún reportero le pregunta qué se siente ser el hombre más rico. En una ocasión, bromeó: "¿El más rico?... yo diría 'el más sabroso'".

Como a todos, también le ha pegado la actual crisis financiera mundial, pero no al grado de azotarlo como a muchos empresarios.

De acuerdo con cálculos del portal de negocios Sentido Común, su fortuna se redujo en 21 mil 300 millones de dólares durante la segunda mitad de 2008 y cerró el año con 43 mil 700 millones de dólares.

Pero es justamente de las crisis de donde Slim ha formado su imperio, pues para nadie es un secreto que el empresario aprovecha las oportunidades de "ganga", compañías emproblemadas financieramente o que para otros inversionistas no son rentables; las sanea y luego obtiene muy buenas ganancias, ya sea por su venta o consolidación. Sin duda Telmex fue el activo más valioso para Slim, la empresa que le generó gran parte de su riqueza, aunque ahora sea América Móvil la joya de su corona, la preferida por los inversionistas en la Bolsa y cuyos movimientos pueden determinar el comportamiento de este centro bursátil.

En realidad, gracias al aumento en el valor de las acciones de ese operador de telefonía móvil, que tiene presencia en 17 países, lo llevó a desplazar a Bill Gates como el hombre más rico del mundo, en 2007, según el sitio Sentido Común.

Así Slim participa en diferentes negocios, la diversificación de sus inversiones va desde las telecomunicaciones, infraestructura, comercio, petróleo, salud, educación, bienes raíces, aerolíneas, servicios y hasta en el editorial.

En términos de política, ha dicho que no se casa con ningún partido, pero de todos es conocida su cercana relación con los dos antagonistas del escenario político mexicano, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari y el ex candidato presidencial por el PRD, Andrés Manuel López Obrador, a quien no por eso le cuestionó severamente el bloqueo de Reforma, medida que calificó de "una locura mexicana y kafkiana". Fue entonces cuando Slim Helú anticipó el futuro del Partido de le Revolución Democrática: "Es una izquierda a la que están debilitando y radicalizando", declaración que desató la furia de ese partido.

El empresario mexicano ha cuestionado en distintas ocasiones las políticas económicas del Gobierno y ha ofrecido "recetas" para impulsar la actividad productiva del país.

No pocos recuerdan aquel término que usó para criticar la venta de los bancos a extranjeros durante el Gobierno de Vicente Fox: "nacionalifóbicos", les dijo.

Pero el ingeniero, como lo llaman sus empleados de confianza, decidió salir en 2000 a conquistar mercados internacionales, hazaña que logró en países de América Latina, pero que no ha conseguido en otras latitudes como Europa, principalmente España.

Sus empresas Telmex y Telcel han sido señaladas como monopolios en sus respectivos mercados; a ese poder se le ha atribuido sus altas rentas.

Carlos Slim se defiende diciendo que sus competidores no quieren invertir en zonas donde no es rentable ofrecer el servicio, mientras que Teléfonos de México está obligada por su título de concesión a cumplir con un programa de cobertura social.

Hace algunos años confesó que no sabía usar una computadora, pero ahora no se separa de su Blackberry y ha impulsado un fuerte programa para llevar computadoras a las escuelas y financiar equipos a sus clientes.

Poseedor de la colección más grande del escultor Auguste Rodin, fuera de Francia, las piezas artísticas que exhibe en sus oficinas contrastan con la austeridad de las instalaciones.

Su sueño: desarrollo y empleo, difícil de alcanzar en una situación de crisis como la actual.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles