Weekly News

Avala Obama envío de 17 mil soldados a Afganistán

18 de febrero de 2009.

El presidente de EU, Barack Obama, anunció ayer su decisión de enviar un nuevo contingente de soldados estadounidenses a Afganistán para enfrentar a los insurgentes y atender la débil seguridad en la frontera con Pakistán.

Obama aprobó una petición del Pentágono para despachar infantes de Marina y efectivos del Ejército a la región. De acuerdo con funcionarios legislativos, el nuevo envío consistiría de unos 17 mil soldados y comenzaría en los próximos meses.

Obama dijo que el traslado de Fuerzas Armadas a sitios de riesgo era uno de los deberes presidenciales más solemnes.

Pero señaló que era necesario hacerlo ante el deterioro de la situación en Afganistán y agregó que ese país no ha recibido la atención estratégica ni los recursos que necesita.

Obama también dijo que decidió retirar fuerzas de Irak para dar al Pentágono más flexibilidad en el traslado de las mismas a Afganistán.

La decisión presidencial colocará en Afganistán a otros varios miles de soldados para la intensidad de los combates que suele ocurrir cuando termina el invierno, y coincidiría con las elecciones nacionales a mediados de años.

Mientras tanto, la ONU alertó ayer del recrudecimiento del conflicto afgano, que causó el año pasado la muerte de más de 2 mil civiles, la cifra más alta desde que los talibanes fueron desalojados del poder en 2001.

La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán difundió ayer un informe que recogió la muerte de 2 mil 118 civiles en 2008, casi un 40% más que el año anterior, e hizo un llamamiento a todas las partes del conflicto a respetar las reglas humanitarias del derecho internacional.

Según el desglose de la ONU, un 55% de los civiles (mil 160 personas) perdió la vida en acciones atribuidas a los talibanes, mientras que el Ejército afgano y las tropas internacionales fueron responsables de la muerte de 828 personas (un 39%), y el resto no se pudo achacar a ninguna de las dos partes de forma directa.

El 85% del primer grupo fue víctima de ataques suicidas o de la explosión de artefactos colocados por los talibanes, que en 2008 causaron la muerte de un 65 por ciento más de civiles que durante el año anterior.

Las Naciones Unidas tampoco pasaron por alto las acciones militares de las fuerzas afganas y las tropas internacionales, que acabaron con la vida de 828 personas en 2008.

El informe recogió además que 38 cooperantes fueron asesinados en 2008, el doble que en 2007 y otros 147 fueron secuestrados.

Preocupa negociación con talibanes en Pakistán

El portavoz de la OTAN, James Appathurai, calificó ayer de “preocupante” la restauración de la Ley islámica (“sharia”) en el valle paquistaní de Swat, donde Islamabad quiere facilitar un acuerdo de paz con un grupo integrista local.

“A todos nos debería preocupar una situación en la que los extremistas pueden tener un refugio seguro. Desde luego es un motivo para preocuparse”, insistió Appathurai en rueda de prensa.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles