Weekly News

Lanza Obama nuevo plan para víctimas de hipotecas

19 de febrero de 2009.

Millones de propietarios de casas que están en riesgo de perderlas debido a las condiciones en sus créditos hipotecarios podrían ver aliviada su situación bajo el ambicioso plan anunciado ayer por el presidente estadounidense Barack Obama que contempla una ayuda de 275 mil millones de dólares.

El universo debeneficiarios por el llamado Plan de Estabilidad y Acceso a la Vivienda podría alcanzar los nueve millones.

Aunque parte de su impacto parece garantizado por la intervención de entidades respaldadas por el gobierno, su éxito final dependerá también de la respuesta del sector privado.

El plan, unas de las ramificaciones de los esfuerzos del gobierno para reactivar la economía nacional, constituye la respuesta más directa para atacar lo que analistas económicos estiman es el origen de la actual crisis.

Aunque no existen números oficiales al respecto, cifras dadas a conocer en fecha reciente han puesto de relieve el impacto provocado por la crisis del sector de la vivienda.

El año pasado el número de casas embargadas por bancos e instituciones crediticias como resultado de la mora en el pago de créditos hipotecarios se duplicó con relación a 2007, pasando de 404 a 850 mil, según la compañía RealtyTrac.

El portal de Internet especializado Zillow Real Estate Maket Report reveló por su parte que la pérdida de valor acumulado de la vivienda en Estados Unidos alcanzó los 3.3 billones de dólares como consecuencia del desplome en los precios de las propiedades.

El nuevo plan de Obama busca detener las devastadoras consecuencias que la crisis del sector ha provocado, y que en gran medida ha contribuido a la contracción de la economía estadounidense.

Para ello buscará que entre cuatro y cinco millones de propietarios de casas con créditos hipotecarios respaldados por las empresas Fannie Mae y Freddie Mac y que enfrentan dificultades para cubrir sus mensualidades puedan refinanciar las condiciones de sus préstamos.

La posibilidad de estas reestructuraciones parece segura debido a que ambas hipotecarias, que ofrecen créditos respaldados por el gobierno, fueron intervenidas en septiembre pasado por las autoridades estadounidenses para evitar su quiebra.

La intención del gobierno es que a través de estos refinanciamientos, los propietarios de las casas puedan ver reducidos sus pagos mensuales hasta en 11 por ciento, retener sus propiedades y reducir de manera considerable el número de embargos. El plan contempla un fondo por 275 mil millones de dólares mediante el cual se busca brindar alivio a entre tres y cuatro millones de dueños de casas adicionales que enfrentan perspectivas similares.

Parte de estos fondos estarán destinados a brindar incentivos a las empresas hipotecarias que faciliten la reestructuración de créditos a personas que califiquen, cubriendo hasta mil dólares de los costos asociados con tales operaciones. De igual manera contempla un subsidio que podría alcanzar hasta los mil dólares anuales.

3.3

De dólares alcanzó la pérdida de valor de las viviendas.

Suspende Fed intervención El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, afirmó que la entidad suspenderá sus intervenciones extraordinarias en los mercados antes de que estas generen inflación.

Bernanke quiso calmar el temor de que el aumento de la masa monetaria para combatir la crisis lleve a una inflación desbocada en el futuro.

"Tiempos extraordinarios requieren medidas extraordinarias", afirmó el presidente de la Fed.

No obstante, aseguró que las intervenciones para contrarrestar "la disfunción de los mercados de crédito" han sido llevadas a cabo "de forma responsable".

"El riesgo de crédito asociado con nuestras medidas no tradicionales es excepcionalmente bajo", indicó.



Además, afirmó que la inyección de dinero en el sistema "puede ser revertida en el momento adecuado para evitar los riesgos de inflación futura".

La Reserva mantiene las tasas de interés prácticamente en el 0 por ciento.

Además ha comprado acciones de los gigantes inmobiliarios estadounidenses, de la aseguradora American Internacional Group (AIG), adquiere pagarés de todo tipo de empresas y financiará la adquisición de préstamos de consumo e inmobiliarios, entre otros programas de intervención.

Eso casi ha doblado su cartera de préstamos hasta casi los dos billones de dólares, según Bernanke.

La Fed financia esa expansión con la impresión adicional de dinero, lo que ha motivado el temor de que una vez que el crédito se descongele la inflación se dispare.

Bernanke prometió en su discurso que la Reserva Federal hará "todo lo posible" para restablecer la estabilidad financiera y el crecimiento en Estados Unidos, que está en recesión desde diciembre de 2007. No obstante, la crisis se ha profundizado aún más en los últimos meses



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles