Weekly News

Sin respuesta, defraudados por Stanford

20 de febrero de 2009.

Una parte de los ahorradores defraudados por Stanford Internacional Bank contrató las operaciones a través de los fondos Stanford, cuya licencia sólo les permite pactar transacciones con sociedades mexicanas.

De acuerdo con abogados y testimonios de los depositantes, todavía no hay respuesta de los ejecutivos de la compañía.

Incluso se distribuyó una notificación que precisó que el 17 de febrero de 2009 una Corte de Distrito de Estados Unidos emitió una orden de restricción en atención a una demanda interpuesta con la SEC en contra de las compañías Stanford, sus accionistas y filiales.

"Stanford fue puesta bajo intervención con la finalidad de preservar y proteger sus inversiones y los activos de la empresa", precisa el oficio entregado a los ahorradores.

Las cuentas de los clientes se encuentran temporalmente congeladas, con excepción de la ejecución de instrucciones de clientes para cerrar o liquidar posiciones abiertas.

En la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no han proporcionado información al respecto.

Ejecutivas de Stanford, aseguraron desconocer la situación de los clientes que dirigieron sus recursos a Stanford International Bank y que ésta a su vez los canalizó a paraísos fiscales como Antigua, en el Caribe.

La empleada de la distribuidora insistió en que esta empresa opera con normalidad; "se atiende a los clientes y no reporta ningún problema".

Afirmó que los afectados que invirtieron su dinero en Antigua no se reciben en la distribuidora de fondos, sin embargo, los ahorradores confirmaron que el asunto en particular se trata en las oficinas de esta sociedad y los ejecutivos evalúan caso por caso."Sólo nos dicen que tenemos que esperar y que consultemos la página de Internet de stanfordfinancialreceivership.com", dijo uno de los afectados.

ENCUENTRAN A STANFORD

El multimillonario Allen Stanford, acusado por fraude masivo, fue hallado en Estados Unidos por el FBI, dijo una cadena de TV.

Agregó que agentes federales lo encontraron en Virginia y lo notificaron de la demanda de la Comisión de Valores (SEC por su sigla en inglés), que lo acusó de vender fraudulentamente certificados de depósitos por ocho mil millones de dólares.

Richard Kolko, portavoz del FBI, dijo que a petición de la SEC, entregaron a Allen Stanford los documentos, ayer, en Fredericksburgh, Virginia para iniciar la investigación.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles