Weekly News

Capturan en “mall”a operador de Beltrán

21 de febrero de 2009.

Uno de los presuntos operadores del cártel de los Beltrán Leyva, que mantenía el control de las plazas en el estado de México para la operación de narcomenudeo y lideraba a un grupo de sicarios para eliminar a los rivales de la organización, fue detenido en la zona de Santa Fe en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Se trata de un hombre al que se identificó como Tony la Mentira, quien según la Procuraduría General de la República (PGR) es familiar directo de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, el jefe de sicarios de los Beltrán Leyva, y uno de los hombres más buscados por el gobierno de Estados Unidos.

La Suprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) confirmó la detención de este sujeto, en un operativo hecho alrededor de las 16:30 horas en el centro comercial Santa Fe, en cumplimiento de una orden de localización y presentación en su contra.

Las primeras investigaciones apuntan que Tony la Mentira operaba en Interlomas, Cuatitlán y Tultitlán, en el estado de México, donde estaba al frente de las células que operan narcotiendas mexiquenses.

Sin embargo, también se le atribuye ser jefe de un grupo de sicarios cuya misión era eliminar a bandas rivales como Los Zetas del cártel del Golfo.

Autoridades de la PGR indicaron que no se descarta que Tony la Mentira, cuyo nombre real se confirmará en las próximas horas, pudiera estar implicado, junto con sus sicarios, en la ejecución masiva de albañiles ocurrida a finales de 2008, luego de ser levantados en Huixquilucan y baleados en La Marquesa.

Se indicó que ese sujeto es considerado de alta peligrosidad, ya que se convirtió en uno de los hombres clave de La Barbie, por su relación familiar y porque podría estar vinculado a otras ejecuciones en diversos estados del país, lo que le habría colocado como jefe de los sicarios de los Beltrán Leyva en la zona conurbada de la ciudad de México.

Asimismo, fuentes consultadas detallaron que el dispositivo que llevó a la captura de Tony La Mentira forma parte de la Operación Limpieza, pues testigos protegidos que revelaron la infiltración de los Beltrán en áreas como la SIEDO habían advertido que uno de los centros de operación de sus integrantes para hacer negocios era Santa Fe.

Testigos aseguran que en la acción participó un grupo importante de personas dotadas con armas de alto poder.

El temor en la plaza creció cuando se dieron algunos forcejeos y una persecución, ya que el ahora detenido buscó evitar su captura.

Los testigos también refirieron a más detenidos; sin embargo, la PGR no hizo ninguna referencia a esta versión.

Algunas personas que atestiguaron el hecho creyeron que se trataba de un secuestro. Pero empleados y personal de seguridad de esa megaplaza aseguraron que se trató de una detención efectuada por elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI).

Incluso, indicaron vigilantes de la empresa encargada de la seguridad interna, que también llegaron al lugar de la aprehensión miembros del Ejército mexicano.

Un empleado de una de las tiendas que se encuentran en la plaza comercial narró cómo los agentes federales sorprendieron a “un hombre alto, fornido, blanco, y con una gorra” encañonándolo con armas largas.

“Él venía corriendo y hasta chocó conmigo, pues intentó evadir a los policías encapuchados que llevaban cuernos de chivo, pero enfrente del banco lo agarraron”, explicó.

Tras el incidente, algunos de los comercios decidieron cerrar sus puertas.

Se constató que en las inmediaciones del centro comercial fueron estacionadas unidades de la Policía Federal Preventiva, mientras otras hacían recorridos con policías encapuchados y fuertemente armados.

eluniversal.com



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles