Weekly News

Mi novia, es una videojugadora

23 de febrero de 2009.

México, df.- La imagen estereotípica de un grupo de hombres reunidos frente a una consola de juegos está cambiando. De acuerdo con estadísticas de la consultora IBISWorld, el mercado de jugadoras ha crecido de 33 a 38% en los últimos años. "Los videojuegos para niñas y adolescentes son una mina de oro", escribe George Van Horn, analista de IBISWorld, al referirse a las posibilidad de este nicho de mercado.

Quizá uno de los primeros en ganarse el corazón de las gamers fue Horseland, un juego y comunidad en línea con más de 5 millones de jugadoras, donde es posible ser dueña de tu propio establo de caballos virtuales (de hecho, es posible "crear" razas personalizadas); montarlos, cuidarlos, alimentarlos. El éxito ha sido tal que Horseland cuenta ya con su propio programa de televisión, transmitido por la CBS.

Los fabricantes de software, atentos a este interés, han comenzado a producir juegos no violentos, fáciles de jugar, para atrapar a las posibles jugadoras. Es el caso del Nintendo DS, con juegos orientados a niñas como Nintendogs y Brain Age, que han sido éxito en ventas para la compañía de Mario Bros. Otros éxitos han sido Singstar, Lips, Neopets y Bratz.

Pero aunque el auge de los videojuegos para niñas va hacia arriba, algunos analistas piensan que falta mucho por hacer.

"Los desarrolladores necesitan seguir creando contenidos del gusto de las mujeres para que esta alza continúe", advierte Edward Williams, director de BMO Capital Markets. Y si la tendencia hasta ahora ha sido incluir cajas de color rosa, juegos relacionados con moda, cocina y mascotas, el mercado está apunto de cambiar. "A las niñas también les gustan juegos como el Super Smash Bros., el Mario Kart y Harvest Moon", escribe Didi Cardoso, editora de Girlgamer.com (publicación online con reseñas de juegos producidos para mujeres).





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles