Weekly News

Moulin Rouge en carnaval

23 de febrero de 2009.

Una reproducción del Moulin Rouge, que incluyó bailarinas originales de este cabaret francés y seis gigantescas carrozas cargando fuentes con diferentes efectos de agua figuraron entre las atracciones más esperadas en el desfile de las escuelas de samba del Carnaval de Río de Janeiro.

La presentación de las doce escuelas de samba del Grupo Especial, máxima categoría, inició la noche en el Sambódromo, el templo del Carnaval carioca y se extendió hasta la madrugada.

Los desfiles de las primeras seis escuelas, que terminaron en la madrugada de ayer, tenían como testigo, entre los 70,000 espectadores, al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que asistió al Sambódromo por primera vez desde que asumió el cargo, en enero de 2003.

Lula fue además el primer jefe de Estado en hacer presencia en la fiesta más popular de Brasil desde 1994, cuando el entonces presidente Itamar Franco fue fotografiado en el Sambódromo al lado de una modelo que estaba sin ropa interior.

Los desfiles de las escuelas de samba son considerados como el mayor espectáculo del mundo al aire libre y la principal atracción del Carnaval de Río de Janeiro, ciudad que desde el viernes está en éxtasis, con bandas, orquestas y blocos (comparsas vecinales) arrastrando a millones de personas disfrazadas por las calles.

Cada una de las escuelas de samba del Grupo Especial, integrada por pasta 5,000 músicos, bailarines y personalidades disfrazadas, tuvo entre 65 y 82 minutos para recorrer los 700 metros del Sambódromo.

Las comparsas, cada una con una samba compuesta para la ocasión, tuvieron que presentar ante el público y el jurado el asunto escogido para su música mediante el baile, la coreografía, los disfraces y las carrozas que llevaron a la Marqués de Sapucaí, nombre de la avenida en la que fue construido el Sambódromo. Son estas carrozas las que más generaron expectación este año.

La escuela Grande Río lució una carroza en la que exhibió el Moulin Rouge, para lo que contó con la ayuda de 50 bailarinas de cancán que integran el elenco original del cabaret de París.

Las bailarinas, en su mayoría europeas, llegaron el viernes a Río de Janeiro y se han convertido en una nueva atracción turística debido a que han sido vistas, con sus trajes de gala y en posiciones típicas de cancán, en la playa de Copacabana y el Cristo del Corcovado. Según informaciones por la escuela, seis de sus ocho carrozas tenían fuentes, duchas y cañones que produjeron efectos con 7,000 litros de agua.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles