Weekly News

Prevén más financiamiento para el sector automotriz

23 de febrero de 2009.

La línea de crédito para apoyar a las ventas de automóviles en México alcanzará un monto de 19 mil 350 millones de pesos para finales de marzo de este año, adelantó José Gómez Báez, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Los recursos son tres veces más el subsidio a la vivienda para gente de bajos recursos y tres veces más el dinero para el Fondo de Aportaciones a Seguridad Pública que se destinará en 2009.

Gómez Báez comentó que además de los 9 mil 500 millones de pesos anunciados recientemente, Nafin está por aprobar dos líneas de crédito más.

Una será de 8 mil millones de pesos que serán inyectados a las Sofoles propiedad de las marcas automotrices.

"El total de 16 mil millones de pesos será utilizado para originar crédito entre los consumidores. Por ahora es la única vía de sostener planes a 36 y 48 meses porque los bancos sólo están prestando a 90 días máximo y no da tiempo para la revolvencia de los recursos", explicó el líder nacional de las concesionarias.

Miguel Messmacher, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda, confirmó que la línea de crédito para el sector automotriz podría ampliarse.

"La banca de desarrollo podrá evaluar en su momento, dependiendo de cuál sea la demanda o no de recursos, si es conveniente ampliar estas líneas", dijo el funcionario federal.

El martes pasado, Héctor Rangel Domene, responsable del Banco Nacional de Comercio Exterior y Nacional Financiera, anunció líneas de crédito por 9 mil 500 millones de pesos para distribuidores de autos y financieras para ayudar a elevar sus ventas.

Dijo que los recursos estarían disponibles a través de la banca de desarrollo y los empresarios del sector automotriz tendrán que acercarse.

"Es algo similar a lo que se ha estado haciendo en otros países como Brasil", añadió Messmacher.

Banamex consideró la acción como positiva ante la baja en ventas.

AUTOMOTRICES, LA MAYORÍA QUE SOLICITAN APOYO

El 72 por ciento de las 57 empresas inscritas ya en el Programa para la Preservación del Empleo del Gobierno Federal corresponde al sector automotriz, que representan hasta hoy 44 mil 741 trabajadores.

A pesar de que la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) expuso que el esquema es insuficiente para satisfacer las necesidades de los niveles salariales en este sector productivo, el Gobierno aclaró que se trata de un apoyo para trabajadores que perciben de uno a 10 salarios mínimos.

Marcas productoras en el país anunciaron su intención de acogerse al Programa, en una primera etapa, y así evitar el despido de empleados.

El asesor de la Subsecretaría de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE), Isaac Baley Gaytán, explicó que el apoyo alcanzará para alrededor de medio millón de trabajadores que perciban de uno a 10 salarios mínimos.

A los beneficiarios, el Gobierno les ofrece 110 pesos por cada día de paro efectivo, en el que la empresa y el trabajador se comprometen con su aportación.

Las armadoras GM, Volkswagen y Nissan, de las más productivas en el sector, anunciaron su intención de participar, por lo que analizan aún las reglas de operación.

Volkswagen ya dio a conocer su inscripción al mismo, en donde resalta que tan sólo en Puebla, en donde tiene su planta, se beneficiarían 10 mil 22 trabajadores.

El vicepresidente de Relaciones Corporativas y Estrategia de Volkswagen de México, Thomas Karig, dijo "Hemos iniciado el trámite de inscripción al programa. En eso estamos". Aunque dijo desconocer en este momento los recursos que utilizarían, pues la industria se moverá en cuanto a producción.

Critican ayuda financiera

En los próximos días, los gobiernos de Ottawa y Ontario, pero también el sindicato de Trabajadores Unidos del Automóvil (TUA) de Canadá, deberán decidir si aceptan las nuevas solicitudes de ayuda financiera de GM y Chrysler.

El nuevo plan de reestructuración de GM Canadá, que no ha sido oficialmente presentado a los gobiernos de las provincias canadienses de Ottawa y Ontario, implica préstamos que van de 4.8 mil a 5.6 mil millones de dólares, según el ministro de Industrias de Canadá, Tony Clement.

Estas sumas son el doble, aproximadamente, de lo que ofrecieron Ottawa y Ontario en diciembre pasado.

A esa petición de ayuda financiera se agrega la intención expresa de GM de despedir unos cinco mil 500 trabajadores de su plantas en Canadá de aquí a 2010. De 20 mil trabajadores en 2005, la plantilla laboral de GM en Canadá se redujo a 12 mil 500 en la actualidad, y en el plan de reestructuración se indica que sólo quedarán siete mil en 2010, según las versiones que circulan en Ottawa.

A estos despidos se agrega, según las fuentes en Ottawa, un corte de los beneficios marginales a los trabajadores, particularmente en las pensiones.

La empresa no cerraría plantas de ensamblado en Canadá, se armarían nuevos modelos y se cortarían en 10 por ciento los salarios de sus directivos, lo cual es visto por el ministro Clement como un signo positivo.

Es en la reducción de las pensiones que se anticipa una confrontación entre GM y el sindicato TUA.

Según David Paterson, vicepresidente de asuntos corporativos de GM Canadá, la empresa tiene actualmente tres pensionados por cada trabajador activo, una proporción que aumentará a un trabajador activo por cada cinco retirados. El ministro Clement advirtió que es 'claro como el cristal' que el Gobierno canadiense no rescatará el plan de pensiones de GM.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles