Weekly News

Obama y McCain inician nueva disputa; por un helicóptero

24 de febrero de 2009.

Tras comprometerse a una reducción del déficit hacia fines de 2013, el presidente Barack Obama adelantó ayer que los objetivos centrales de su presupuesto para el próximo año fiscal pasarán por un uso más eficiente del gasto público, por el recorte de los gastos en Irak y por el aumento de los impuestos a los más ricos.

El presidente dará este martes a conocer los aspectos generales de su propuesta durante su primer gran mensaje ante las dos cámaras del Congreso. Este discurso y la presentación del presupuesto para el año fiscal 2010 mostrarán las sombrías perspectivas de la economía estadounidense, que sufre su peor crisis desde los años 30.

Precisamente, el presidente encabezó ayer un inédito ejercicio de diálogo que incluyó a congresistas y gobernadores demócratas y republicanos, a reconocidos economistas, a miembros de cámaras comerciales y a representantes sindicales. La pregunta que dominó el diálogo se redujo a las fórmulas que su administración tendrá que adoptar para evitar que la economía se hunda bajo el peso de un déficit sin precedentes.

“¿Por qué no renuncia a la renovación de su helicóptero? Sería un buen comienzo”, le sugirió con tono sibilino John McCain, el senador republicano que encabeza una agria oposición desde el Senado tras su fracaso en las urnas. “Tenemos que tomar algunas decisiones difíciles para reducir el presupuesto militar y creo que es hora de terminar con los excesos”, le insistió.

Las palabras de McCain, el primero en hacer uso de la palabra, fueron digeridas y contestadas por el presidente Obama con ese tono de mesura que es capaz de sofocar ataques y soflamas.

“Gracias John, agradezco tu opinión y haremos de la revisión del presupuesto militar una de nuestras prioridades para hacer frente a los desafíos en Irak y Afganistán”, le dijo. Y añadió: “Por cierto, ya le he comentado a Robert Gates (Secretario de Defensa) que tenemos que revisar el tema del helicóptero (que supondría una inversión de 11 mil millones de dólares por una flotilla de 28 unidades) porque con el que tengo actualmente me siento muy bien”, dijo Obama en referencia a un programa que ya es considerado la mejor muestra de los excesos que heredó de la administración de George W. Bush.

El proyecto de renovar la flotilla de 28 helicópteros VH-71, a razón de más de 400 millones de dólares por unidad, ha sido sometido a revisión por el Pentágono tras considerarse excesivos los aumentos presentados por la empresa Lokheed Martin Corp.

Durante el acto, Obama advirtió que al tiempo el gobierno inyecta dinero para salvar o crear empleos, será necesario resolver el acuciante problema de un déficit a largo plazo que se comprometió a recortar a la mitad hacia fines de 2013.

“Si abordamos esta crisis sin confrontar los déficit que contribuyeron a causarla, nos arriesgamos a hundirnos en otra crisis más adelante”, sostuvo al enfatizar que el déficit fiscal que heredó de la administración de George W. Bush, se eleva a 1.3 billones de dólares, lo que tan sólo en 2008 representó unos intereses de 250 mil millones de dólares.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles