Weekly News

Señalan que los estados disfrazan subejercicios

27 de febrero de 2009.

El titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Arturo González de Aragón, señaló que dependencias del Gobierno federal y entidades federativas están disfrazando la contabilidad de los subejercicios para desviar recursos y evitar su fiscalización.

A dos semanas de entregar el Informe de la Revisión de la Cuenta Pública 2007 a la Cámara de Diputados, González de Aragón advirtió que se han detectado casos "muy graves", aunque no detalló en qué sectores se encontraron esas prácticas.

"Los subejercicios, cuando no ven la posibilidad de ser gastados, los dan por gastados a través de Cuentas por Liquidar Certificadas.

"Y a través de ellas sacan los recursos y los depositan en fondos o fideicomisos, los cuales ya no están sujetos a reglas y no rinden cuentas de la aplicación de estos resultados", dijo el auditor superior luego de ofrecer la conferencia "Áreas sensibles de la gestión pública", en el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

"Esa es la práctica que están siguiendo (...) pero parece que es una epidemia. El problema es la magnitud de los recursos y eso se tiene que corregir a la brevedad posible". Lamentó que los gobernantes copien las malas prácticas de empresas como Enron.

"Ya aprendimos a hacer contabilidad mañosa, de los Enron y desgraciadamente es una práctica común en el Gobierno Federal", destacó.

Durante su exposición, el auditor superior enfatizó que los subejercicios revelan entre otras causas el exceso de trámites y burocracia, la insuficiencia de proyectos y una evidente incapacidad de ejecución.

"En el caso del Ramo 33, los recursos federales no ejercidos permanecen intocables en los fondos respectivos, con el riesgo de desviarlos hacia fines ajenos a los previstos", subrayó González de Aragón.

Precisó que tanto el decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación como la Ley de Coordinación Fiscal no establecen la obligación de reintegrarlos a la Tesorería ni tampoco de sujetarse a un plazo para ser aplicados.

"Es urgente fijar un límite de tiempo para ejercer esos recursos, para inhibir la discrecionalidad en su uso y evitar retrasos y pérdida de oportunidades en la ejecución de las acciones".

El auditor mencionó 7 áreas de la gestión pública que ha detectado la ASF en los últimos años, entre ellas la falta de regulación y supervisión de las autorizaciones delegadas a particulares en áreas estratégicas reservadas al Estado a través de concesiones, permisos, contratos y licencias. González de Aragón insistió en que las remuneraciones a servidores públicos permanecen opacas y recomendó establecer tabuladores únicos de sueldos.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles