Weekly News

Eliminar tenencia golpeará a estados

28 de febrero de 2009.

La propuesta para eliminar dentro de un mes el pago del impuesto por tenencia vehicular representará una gran pérdida económica para las entidades federativas, advirtieron especialistas.

La expectativa es compartida por los propios gobiernos estatales que previeron que una eventual cancelación de esos recursos suspendería obras de interés social.

En la Cámara de Diputados las fracciones de PAN y PRI señalaron que los gobernadores deberían renunciar voluntariamente a los ingresos en apoyo de la sociedad.

El coordinador del PRI, Emilio Gamboa, sostuvo que la anulación de la tenencia sólo podría lograrse si se compensa ese dinero por otra vía. Aunque la eliminación del gravamen ya está prevista para el 1 de enero de 2012, el pasado jueves el panista Gerardo Buganza presentó una iniciativa para adelantar la medida al 30 de marzo de este año. El planteamiento quedó en manos de la Comisión de Hacienda.

El panista Daniel Ludlow y el pevemista Carlos Puente, integrantes de esa Comisión, aseguraron por separado que la iniciativa de Buganza es viable, “siempre y cuando los gobernadores quieran”. Puente advirtió que esa falta de recursos provocaría un caos mayor en la aprobación del Presupuesto de Egresos de 2010.

Pidió analizar primero el beneficio social, pues la falta de recursos en estados afecta a los ciudadanos.

De aprobarse por los diputados, la minuta deberá ser enviada al Senado para su revisión.

Establecido en 1968 para obtener recursos extraordinarios para la infraestructura deportiva de los Juegos Olímpicos celebrados en el país, el impuesto representa actualmente una aportación segura de recursos a las entidades, incluido el Distrito Federal.

Al respecto, sin rechazar la iniciativa, el jefe de Gobierno de la capital del país, Marcelo Ebrard, dijo que tendría que sustituirse esa fuente de ingresos que representa hasta 4 mil millones de pesos al año.

Aunque algunos estados apoyaron el proyecto, en otros se planteó la necesidad de que el gobierno federal cubra ese recurso por otra vía o, de lo contrario, se tendría que crear un gravamen local.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el impuesto sobre tenencia y uso vehicular representa 64.5% de los incentivos económicos de las entidades.

Cifras de la dependencia muestran que en 2006 los estados de México, Jalisco, Nuevo León y el Distrito Federal se llevaron 54% del impuesto.

El especialista Herbert Bettinger afirmó que los estados serán los únicos perdedores, pues son los que reciben la recaudación. “A la Secretaría de Hacien da no le pasa nada”, agregó.

En Nuevo León, el Congreso local apoyó la propuesta. El presidente de la Comisión de Hacienda, Noé Torres Mata, dijo que los ingresos por ese cobro (unos mil millones de pesos) se pueden compensar con otros rubros.

En el mismo sentido, el diputado priísta Juan Carlos Campos Ponce, de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública del Congreso de Michoacán, consideró que la entidad no sufrirá importantes pérdidas. En Veracruz, el gobernador Fidel Herrera también avaló la propuesta.

Sin embargo, funcionarios de Aguascalientes, Chihuahua, Campeche, Hidalgo, Morelos, Yucatán y Zacatecas se manifestaron en contra.

eluniversal.com



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles