Weekly News

Mata EU a siete personas en Pakistán

2 de marzo de 2009.

Uno de varios presuntos cohetes estadounidenses mató ayer a siete personas en un bastión talibán del Noroeste de Pakistán, informaron las autoridades, mientras un clérigo conservador puso en peligro los esfuerzos de paz en otras partes del país asiático al exigir que el Gobierno inicie las cortes islámicas antes de dos semanas.

Ambos acontecimientos mostraron el estado delicado de la lucha contra los insurgentes en las regiones de Pakistán que tienen frontera con Afganistán, donde el Gobierno realiza tanto negociaciones de paz como ofensivas militares.

En esa misma zona el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, parece tener más que deseoso de aumentar la presencia de sus soldados, a pesar de las protestas paquistaníes.

Los misiles cayeron en el pueblo de Murghiban en la región tribal de Waziristan del Sur y también hirieron a tres personas, señalaron dos oficiales de los servicios de espionaje paquistaní.



Se cree que al menos cuatro de los muertos eran milicianos extranjeros, dijeron los oficiales, que hablaron bajo condición de anonimato pues no estaban autorizados para hacer declaraciones a los medios.

El complejo era al parecer un centro de entrenamiento de los milicianos, informaron los oficiales que citaron a informantes. Waziristan del Sur es el principal bastión del principal líder del talibán de Pakistán, Baitulá Mehsud.

Pakistán, de mayoría musulmana, se ha volcado hacia las negociaciones de paz para tratar de controlar la insurgencia en el Noroeste, para el desconcierto de Washington y otros países occidentales.

El mes pasado el país aceptó aplicar la Ley islámica en el Valle de Swat, un ex centro turístico donde los milicianos han ganado una gran influencia. El Talibán de Swat y el Ejército acordaron un cese al fuego, tras un conflicto que ha desplazado a un tercio de la población del valle.

El Gobierno de la provincia en el Noroeste de Pakistán se comprometió a establecer las cortes islámicas en Swat y las zonas aledañas a Sufi Muhammad, un clérigo a favor del Talibán que acordó entonces negociar con el grupo extremista.

Muhammad estableció la fecha del 15 de marzo como plazo para que comiencen las cortes islámicas. También dijo que el Talibán y el Gobierno deben liberar a los prisioneros de su contraparte para ese entonces y que deben obedecer inmediatamente un acuerdo que prohíba los despliegues públicos de armas.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles