Weekly News

América pierde ante 'el hermano menor' San Luis

2 de marzo de 2009.

México, Df.- Ha sido la peor media hora de Jesús Ramírez en el banquillo del América. Intenso, apresurado, con muchas dudas y pocas certezas, el entrenador de las Águilas no paró de moverse en el área técnica luego de que Tressor Moreno convirtió el penalty (63') que abrió las puertas de la victoria (2-0) para el San Luis.

Chucho ya conoce la derrota en Primera División. Quizá fue en el partido más inesperado, frente al "hermano menor" que más se ha rebelado en los últimos años.

Pero lo difícil para el hombre del traje gris es que ya experimentó que la tribuna americanista no perdona, por más que parezca acostumbrada a caer en el Estadio Azteca.

A paso lento, Ramírez se fue al vestuario. Sus pupilos abandonaron rápido el césped, aunque no tanto como los casi 30 mil aficionados que acudieron al inmueble. Ya no se escucharon abucheos. La indiferencia es la nueva manifestación de un pueblo que apenas ha visto ganar a su equipo en cinco de las más recientes 22 ocasiones en el Coloso de Santa Úrsula.

Ayer, los Gladiadores sólo necesitaron animarse a romper el letargo para horadar la portería custodiada por Guillermo Ochoa.

Ismael Rodríguez sabía que no llegaría a aquel balón servido hacia Braulio Luna. El central decidió arriesgarse, pero Paul Delgadillo observó perfecto la infracción. La expulsión al defensa y la anotación de Moreno fueron el inicio del calvario para Chucho.

Menos de 10 minutos después, Víctor Lojero marcó el tanto que consolidó el triunfo visitante. Ángel Reyna perdió la guerra sicológica que sostuvo con Israel Martínez desde el silbatazo inicial. Ambos comenzaron sus carreras en las fuerzas básicas azulcremas, forjaron una amistad en el San Luis, pero al Jagger no le agradaron los desplantes que tuvo el volante amarillo hacia su ex equipo en cuanto regresó al "Nido".

Ángel conoció la suela de los zapatos de Martínez. Cada que el destino los puso frente a frente, ambos se olvidaron del balón. El desencuentro terminó con la absurda tarjeta roja recibida por Reyna (75'). Y ahí, a un costado de la cancha, el novato americanista contempló el derrumbe de un equipo que en el Azteca no es irregular. Nunca gana.

Los Gladiadores se tardaron una hora en animarse, pero Chucho ahora sabe que la labor que le fue encargada es titánica, que no bastan tres cotejos sin perder.

El arbitraje estuvo a cargo de Paúl Delgadillo, quien tuvo una labor aceptable, expulsó con roja directa a Ismael Rodríguez (62) y a Ángel Reyna (74) por los de casa y también amonestó a Pavel Pardo (32) y el paraguayo Salvador Cabañas (45) .

Para Jesús Ramírez, el América se derrumbó en unos cuantos segundos.

El director técnico de las Águilas considera que la jugada en la que se marcó el penalty en favor del San Luis y la expulsión a Ismael Rodríguez fue determinante para sufrir su primer revés como azulcrema.

"Fueron dos partidos. Hasta la jugada del penalty, cambió todo", consideró Ramírez. "En el primer tiempo no fuimos contundentes y después la situación se complicó".

No obstante, el capitán Pavel Pardo opinó que el funcionamiento de los amarillos no era el adecuado ni siquiera cuando había paridad en el marcador y en elementos dentro de la cancha.

"Tenemos que trabajar muchas cosas durante la semana", reconoció el volante. "Hoy no jugamos bien y eso no nos permitió sacar el resultado que queríamos".

Lo que sí pudo presumir "el hermano menor", cuya directiva valoró el trabajo de Luis Américo Scatolaro y del plantel con el que se quedaron para el Clausura 2009, pese a la salida de Eduardo Coudet, Ángel Reyna y Víctor Píriz.

"Se decía que el San Luis estaba desmantelado, pero esa era una falta de respeto para los jugadores que se quedaron", dijo Eduardo del Villar, presidente de los potosinos.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles