Weekly News

Vive Guinea Bissau tensa calma tras asesinato de presidente

4 de marzo de 2009.

MADRID, ESPAÑA.- Guinea Bissau intentaba ayer regresar a la calma, tras la confusión e incertidumbre desatada por el asesinato del presidente Joao Bernardo Vieira y el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, general Tagme Na Waié. En cumplimiento a la Constitución, el presidente de la Asamblea Nacional Popular (ANP), Raimundo Pereira, asumió ayer de manera oficial como jefe de Estado interino de la República, hasta la convocatoria de comicios, previstos en un plazo máximo de 60 días.

En un su primera decisión al frente de la presidencia, Pereira ratificó el duelo nacional de siete días ordenado por el primer ministro, Carlos Gomes Junior, en honor de Vieira, fallecido la madrugada del lunes en un ataque de un grupo de militares. El ataque fue en represalia al atentados explosivo del domingo pasado contra un cuartel de las Fuerzas Armadas, en el que murió a Waié y que según los militares rebeldes habría sido ordenado por el presidente Vieira.

En una declaración, el mandatario interino ordenó izar todas las banderas nacionales de los edificios públicos del país a media asta en señal de luto y el cierre de todos los centros de espectáculos y recintos diversión, según un reporte del sitio Bissau Digital.

El presidente interino también llamó a la población guineana mantener la calma y regresar lo antes posible a sus actividades normales, con la promesa de que se garantizará el orden constitucional.

Pereira, quien según analistas internacionales es el mejor candidato para sustituir a Vieira, también convocó a una reunión de emergencia del Gabinete para examinar la situación del pequeño país, ubicado en el Oeste de África.

En respuesta al llamado del mandatario interino, las emisoras de radio reiniciaron ayer sus transmisiones habituales, después de que la víspera algunas salieron del aire por la confusión que provocó la muerte de Vieira.

Los comercios de Bissau, que también cerraron por temor a un golpe de Estado, reabrieron, mientras que varios vehículos volvieron a circular por las calles de la ex colonia portugesa.

Pese a que hay puntos de control del Ejército en diferentes puntos de la ciudad, que buscan a los militares que atacaron la residencia del fallecido presidente, hombres y mujeres salieron de sus casas para ver cómo estaba la situación del país.

En medio de esta tensacalma, representante de la Comunidad Económica de los Estados da África Ocidental y del Gobierno de Portugal comenzaron a llegar a Bissau para conocer de cerca la situación del país e investigar a detalle la muerte del presidente.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles