Weekly News

Tacha Fidel de 'indignos' a funcionarios removidos

4 de marzo de 2009.

La habana, cuba.- El líder cubano Fidel Castro justificó ayer la remoción de dos altos funcionarios, aparentemente en referencia al vicepresidente Carlos Lage y el canciller Felipe Pérez, por tener "ambiciones" que "los condujeron a un papel indigno".

El ex gobernante sostuvo que "no se ha cometido injusticia alguna con determinados cuadros", al presentar su postura en una de sus columnas llamada Reflexiones, sobre las modificaciones en el Gabinete anunciada el lunes por su hermano y actual presidente Raúl Castro.

El convaleciente ex presidente criticó a dos funcionarios a los cuales no nombró, aunque aparentemente se trata de Lage y Pérez Roque y ambos serían los "mencionados por los cables (de agencias internacionales) como más afectados", dijo.

Ninguno de los dos "pronunció una palabra para expresar inconformidad alguna (con el desplazamiento). No era en absoluto ausencia de valor personal. La razón era otra. La miel del poder, por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno", agregó.

"El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos", escribió Castro, en un aparente reproche a Pérez Roque y Lage por su proyección en la comunidad internacional, que les permitió ser identificados en algunos círculos como posibles líderes tras la desaparición de los hermanos Castro.

Lage y Pérez Roque estaban entre los miembros más jóvenes del Gabinete y no participaron en las luchas guerrilleras. Ambos fueron formados desde adolescentes por el propio Fidel Castro y aún conservan un puesto en el Consejo de Estado, aunque se les despojó de los cargos de secretario del Consejo de Ministros y canciller, respectivamente.

El presidente Raúl Castro anunció una masiva reestructuración del Gabinete el lunes que involucró a 22 altos funcionarios, algunos desplazados y otros cuyas dependencias fueron fusionadas. Dirigentes del "núcleo duro" del Partido Comunista, militares y funcionarios de segunda línea poco conocidos por la población son ahora las nuevas caras del Gobierno.



Castro explicó que la mayoría de los reemplazados, "nunca los propuse yo. Casi sin excepción llegaron a sus cargos propuestos por otros compañeros de la dirección del Partido o del Estado. No me dediqué nunca a ese oficio".

Castro desestimó los rumores "sobre la sustitución de los "hombres de Fidel" por los "hombres de Raúl".

Explicó que los nuevos ministros que acaban de nombrarse "fueron consultados conmigo, a pesar de que ninguna norma obligaba a los que los propusieron, a esa conducta, ya que renuncié hace rato a las prerrogativas del poder".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles