Weekly News

Evaden ser alcaldes por miedo al narco

8 de marzo de 2009.

Ahora, presidentes municipales y sus colaboradores están en la mira del crimen organizado y son objeto de amenazas, secuestros y ejecuciones.

De 2008 a la fecha han sido asesinados 5 alcaldes, 6 ex alcaldes, 3 regidores, 5 síndicos y 3 trabajadores municipales.

Además, el presidente municipal de Topia, Durango, fue "levantado" en junio de 2008.

También está desaparecida la secretaria del Ayuntamiento de Uruapan, Michoacán, desde agosto pasado.

Otros 10 ediles de todo el país y un funcionario municipal han recibido amenazas de muerte.

El alcalde de Ciudad Juárez, José Reyes Ferriz, aseguró en entrevista que ha recibido varias amenazas de muerte porque no permitió a los narcotraficantes usar a la Policía Municipal.

Pero no sólo los funcionarios son amedrentados. Los que todavía no lo son prefieren no correr riesgos.

Tras la ejecución, el pasado 4 de octubre, de Salvador Vergara, presidente municipal de Ixtapan de la Sal, su suplente Óscar Morales Torres, rechazó el cargo.

Doce días después asumió Óscar Tovar Arizmendi, quien era director de Agua y Saneamiento del Municipio.

Esta situación no es única. Para las elecciones del próximo 5 de julio, en Nuevo León no se registraron candidaturas por el PAN en siete municipios rurales donde se registra un elevado nivel de violencia vinculado al narcotráfico.

"En esas zonas existe poco interés en participar en la cosa pública, en virtud del grado de inseguridad que hay", reconoció el dirigente estatal albiazul, Juan Carlos Ruiz el pasado 2 de marzo.

Michoacán, uno de los estados más afectados por la narcoviolencia, registra en promedio a un funcionario o ex funcionario municipal asesinado al mes.

Especialistas en temas de seguridad indicaron que los ataques ahora se dirigen a la autoridad municipal porque es el eslabón más débil de los gobiernos.

"El Gobierno Federal piensa que con operativos de emergencia, como el que se está llevando a cabo en Ciudad Juárez, el tema se puede paliar, pero llegan estos operativos y en dos meses ya se están retirando", criticó Sergio Arredondo, director ejecutivo de la Federación Nacional de Municipios de México, que agrupa a los alcaldes del PRI.

Martín Barrón, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales, señaló que con los asesinatos de alcaldes, regidores y síndicos el narcotráfico prueba la fragilidad del Estado.

"El mensaje que aquí estamos viendo es que el crimen organizado está probando qué tan vulnerables son las autoridades".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles