Weekly News

Preocupa demora del
rescate automotriz

9 de marzo de 2009.

La respuesta del gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a las peticiones financieras de General Motor y Chrysler, que se espera en 22 días, podría llegar tarde al rescate del sector automotriz que sigue en picada.

Según especialistas, en febrero pasado, las tres grandes armadoras de Detroit, incluida Ford Motor, sufrieron la peor de sus caídas en los últimos 27 años, y pese a la certeza de que habrá recursos para su saneamiento, General Motors estima la posibilidad de declararse en bancarrota, lo que tendría gran impacto en la economía del país.

Para el segundo mes de 2009, General Motors, la empresa automotriz más grande de Estados Unidos, reportó una caída en sus ventas del 53.1 por ciento, Chrysler de 44.1 por ciento, y Ford de 49.5 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior.

General Motors y Chrysler presentaron el pasado 17 de febrero sus planes de viabilidad al gobierno federal a fin de obtener recursos públicos para su rescate, mientras Ford decidió esperar que el Congreso fije el monto de ayuda, ya que su situación es menos severa.

Recurrir al Código de Bancarrota es una salida que GM ha tratado de evadir por los altos costos que implicaría, pero la presión es fuerte por las enormes pérdidas, la falta de liquidez y una deuda que supera los 82 mil millones de dólares, según su informe a las autoridades bursátiles de la semana pasada.

Con ello perderían su empleo en esta empresa más de 266 mil personas en el mundo y se dejarían de producir más de nueve millones de vehículos de ocho marcas y 55 modelos, aseguró el Centro de Investigación Automotriz de Estados Unidos (CAR por sus siglas en inglés).





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles