Weekly News

Australia noquea a la novena mexicana

9 de marzo de 2009.

México, Df.- La Selección de México perdió anoche por pizarra de 7-17 ante su similar de Australia, en partido recortado a ocho entradas por la regla del "nocaut", en el arranque de las hostilidades del Grupo B del Clásico Mundial de Beisbol 2009.

Ante un Foro Sol pletórico de aficionados y que al final parecía un cementerio, el Tricolor de beisbol albergó esperanzas al inicio del partido, sin embargo, su cuerpo de lanzadores falló a la hora buena y permitió este abultado marcador que, por diferencia de 10, puso fin al partido en el octavo capítulo.

El pitcher ganador resultó Damian Moss (1-0), con gran labor de relevo en un rollo y dos tercios, en los que sólo recibió un hit, obsequió un boleto y recetó un ponche.

La derrota se la llevó Ricardo Rincón (0-1), en relevo de Rafael Díaz. Toleró un hit y recibió la carrera de la diferencia. Fue el cuarto lanzador de los ocho que utilizó, sin éxito, el manager Vinicio "Vinny" Castilla.

Ahora, México deberá enfrentar hoy lunes a Sudáfrica, el otro perdedor del primer partido de esta jornada inaugural del Grupo A, para aspirar a calificar en segundo sitio rumbo a las semifinales.

Australia, por su parte, se medirá a la poderosa selección de Cuba en duelo de ganadores, mañana martes.

En punto de las 19:00 horas, la banda de guerra y la escolta hicieron su arribo al centro del diamante capitalino para entonar los acordes del Himno Nacional Mexicano, mientras que los poco más de 20 mil aficionados se encargaron de entonarlo de forma correcta y sin omisiones, como sucedió en la pasada Serie del Caribe en Mexicali.

Después de los honores a la Bandera mexicana y de escuchar los himnos de México y Australia se pasó a la tradicional ceremonia del lanzamiento de la primera bola, la cual estuvo a cargo de Agustín Carstens, secretario de Hacienda del país, quien fue recibido con una tremenda silbatina y un gran abucheo cuando salió acompañado por el titular de la Conade, Carlos Hermosillo.

Inician con Himno y abucheo a Carstens

Fueron tantas las protestas que el público lanzó contra el funcionario, que éste de forma rápida tomó la pelota y la lanzó al receptor mexicano, pero para su mala fortuna lo hizo tan mal que el abucheo se multiplicó.

Carlos Hermosillo sin saber qué hacer sólo atinó a aplaudir la penosa situación, y tuvo que acompañar al político mexicano rumbo a la salida y escoltado por algunas personas de su comitiva.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles