Weekly News

Bruni, rompecorazones para todas las edades

10 de marzo de 2009.

Carla Bruni se roba el show. La modelo italiana, esposa del presidente Nicolas Sarkozy, gana las miradas por donde pase. De adultos e infantes. Guardias, funcionarios y hasta niños no dejan de verla.

Ataviada con un vestido rosa pastel, se presentó en la ceremonia de bienvenida oficial para un Jefe de Estado, celebrada en la explanada de Palacio Nacional. La solemnidad del acto se transformó en emoción y júbilo, pero por la modelo italiana.

En punto de las 10:00 horas apareció en una puerta lateral del recinto. Al igual que Zarkozy, no dejaba de ver la estructura arquitectónica del Palacio.

Simultáneamente, Margarita Zavala, la primera dama mexicana, y el presidente de México, Felipe Calderón, les enseñaban con ademanes el significado del inmueble.

En cinco minutos ingresó el cuarteto hacia la explanada en medio de una lluvia de flashazos de las cámaras.



Al pasar por la línea de secretarios de Estado para llegar hacia las banderas de ambas naciones, los funcionarios la observan discretamente. El más obvio fue Agustín Carstens, secretario de Hacienda, quien la siguió con la mirada.

Pero también la prensa y funcionarios de primer nivel los graban con sus celulares y cámaras.

Bruni, la modelo, sabe del poder del llamado cuarto poder. Tras caminar a un lado de Margarita, volteó a ver a los fotógrafos y camarógrafos con una sonrisa coqueta.

Sus ojos azules flanquearon a los cazadores de imágenes. Mientras caminaba, guardias del Estado Mayor Presidencial, funcionarios del gabinete mexicano y francés la escoltaron

Una vez terminada la ceremonia oficial, en el que ambos mandatarios se expresaron su apoyo para ayudar en sus gobiernos, ahora tocó el turno a la ovación infantil.

"¡Carla, Carla, Carla!" coreaban desde el segundo piso alumnos de diferentes escuelas México - francesas. Le tiran besos y no dejan de saludarla.



Zarkozy se disponía a retirarse en medio de la ovación. Pero la primera dama francesa lo llevó hasta el contingente de la escuela primaria pública llamada República de Francia. El alumnado enloqueció.

La primera dama gala repartió besos y saludos a los alumnos. "Olía bien rico a Rosas"; "yo nomás la veía en la televisión", "está muy bella", "parece muñeca", "no le entendí lo que me dijo, pero me gustó mucho", decían emocionados Edson, Javier, Ricardo y todos sus amigos entre diez y doce años que se peleaban por contar su encuentro con la primera dama francesa, la rompe corazones de todas las edades.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles