Weekly News

Jimena acude al psiquiátrico para crear su personaje

16 de marzo de 2009.

Jimena Ayala estaba preocupada. La grabación de la serie Locas de Amor estaba a punto de comenzar y ella todavía no hallaba las maneras de su personaje, "Eva", joven provinciana educada bajo la rigidez de la religión y que en algún momento de su vida se sintió tocada por la divinidad (al grado de que sube a la azotea de su casa para escuchar lo que le dice Dios).

El problema es que esta patología psiquiátrica parece no tener signos externos, de modo que Jimena entendía las motivaciones de "Eva", pero no sabía cómo construirla físicamente, cómo moverse, qué hacer con su cuerpo para denotar que sufría delirio divino.

Hasta que acudió, junto a una parte de la producción de la serie, a un hospital psiquiátrico a las afueras de la ciudad. Les permitieron platicar con algunos de los enfermos y Jimena conoció a un hombre que hablaba con Dios. Poco a poco, se dio cuenta de sus manías, de los vericuetos de su lenguaje y sus comportamientos erráticos. Ella cuenta: "En primera instancia parece que no tienen algo extraño, que son personas sanas. Tienes que estar con ellos un rato para darte cuenta dónde están sus debilidades".

Y ella aprendió. Finalmente, al salir del hospital pudo hallar a su "Eva".

El proceso sin embargo, fue largo: "Primero me imaginé a una adolescente muy bien portada y meticulosa, pero siempre dependiente de los demás. Luego, hay un incidente en la vida de 'Eva' que la cambia radicalmente. El primer signo evidente es que el agua le da pavor y no se baña".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles