Weekly News

La opinión de;
Mario Díaz Moreno
Ver y aprender

18 de marzo de 2009.

Hace algunos días tuve la oportunidad de recibir información en una de las clases que tomo en la Universidad Autónoma de Chihuahua campus ciudad Juárez, en el sentido de que los medios de comunicación, de alguna manera, se encargan de la “publicidad y propaganda” gratuita de las actividades de la mafia en esta frontera.

El documento está centrado en el periodista polaco, Ryszard Kapuscinski, el cual menciona a los medios de comunicación como un formador de opiniones y acciones consecuentes.

Después de observar y escuchar la información emanada de dichas fuentes; podemos pensar que no todas las acciones, buenas o malas, son la consecuencia de los medios.

También influyen otros factores como moldeadores de la imagen de una sociedad: El factor “familia” uno de los más importantes, ya que en ésta se gestan “enseñanzas” aprendidas de una “sociedad moderna” como un reflejo de lo aprendido bajo una tradición.

El discurso pronunciado durante el acto de apadrinamiento de la octava promoción de la Facultad de Ciencias de Comunicación Blanquerna de la Universidad Ramón Llull en Barcelona el 18 de julio del 2008, Ryszard Kapuscinski pareciera basarse en esta ciudad fronteriza donde menciona lo siguiente:

“Los tanques salen de madrugada con el objetivo de ocupar la emisora de televisión, mientras el presidente duerme tan tranquilo y el parlamento permanece oscuro y desierto; los golpistas se dirigen al lugar que alberga el poder real” Me atrevo a citar lo anterior y, como una analogía, los “tanques” los ubico como la mafia ejecutora de la libertad de cada individuo dañando a inocentes a consecuencia de los actos entre grupos antagónicos.

Ataques macabros y cobardes que siembran el terror en los ciudadanos que vivimos en paz. Basta con encender la radio o el aparato televisor a las seis de la mañana para consumir información “fresca” de las acciones malévolas de los tanques – mafia. Es evidente que se apoderan de los medios de comunicación.

Así los media se nutren fuera de una ética sin importar las consecuencias causadas en una sociedad consumidora de información mediante verbos e imágenes grotescas. Como lo menciona el autor “Pensar en el otro” solo con el tiempo cargado de vivencias y experiencias se puede pensar en el otro.

Nuestra modernidad fronteriza casi nos impide hacerlo. Los medios de comunicación, de alguna manera, han influido en tal decisión en la posible mayoría de los ciudadanos. Si los medios de comunicación verdaderamente pensaran en el otro; constantemente deben ofertar posibles soluciones a los conflictos que ellos mismos denuncian.

Para comentarios sobre este artículo a [email protected]



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles