Weekly News

Son partículas menores a 2.5 y 10 micras las que más afectan a la población juarense, concluyen expertos

19 de marzo de 2009.

De acuerdo con expertos en materia ambiental, en la ciudad existen varias fuentes de contaminantes que deben de ser atacadas para disminuir los índices de contaminación atmosférica en la llamada cuenca norte de México- Estados Unidos.

En opinión de los integrantes del Comité Consultivo Conjunto para la calidad del Aire del programa Frontera 2012, indicaron que la falta de pavimentación en las calles, vehículos, fuentes fijas, monóxido de carbono, ozono y el polvo son algunos factores que influyen en la salud de los fronterizos, ya que regularmente esos contaminantes son asimilados por el organismo humano.

De igual manera, advirtieron, son las partículas menores a 2.5 y 10 micras las que más afectaciones a la salud pública generan ya que estas se encuentran en el polvo de la tierra y el aire, pudiendo ocasionar desde infecciones respiratorias hasta inflamaciones en garganta y oídos (otitis), ya es muy común encontrarlas en el polvo y en combinación de otros contaminantes atmosféricos.

Entre las alternativas de solución propuestas para mejorar la calidad del aire en la cuenca norte Juárez-El Paso-Doña Ana se encuentra: La agilización de los cruces del transporte de carga por los puentes internacionales, mejorar los sistemas de revisión ecológica de vehículos y eliminar los principales puntos de emanaciones contaminantes.

Durante la reunión que ese organismo sostuvo este día en Ciudad Juárez como parte del programa de mejoramiento ambiental Frontera 2012, la directora general de Gestión de Calidad de Aire de Semarnap, Ana María Contreras, sostuvo que es de suma importancia contar con programas preventivos en una urbe como esta, pues comparte un espacio aéreo que afecta ambos lados de la frontera.

Por lo que, dijo, se debe seguir trabajando con campañas de afinación vehicular, trasladar las ladrilleras lejos de la mancha urbana y cambiar su combustible por uno menos agresivo al medio ambiente e implementar mayor control en las gasolineras para evitar la evaporación del combustible durante su venta.

“Es importante saber de dónde provienen estas partículas y hacer acciones correctivas para disminuirlas, de tal manera que podamos protegernos de las 2.5 porque tienen características muy específicas y se forman por reacciones secundarias de algunos contaminantes como óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre y por los automóviles”.

Al respecto Bernardo Escudero Ortega, titular de la dirección general de Ecología y Protección Civil indicó que durante el 2008 hubo 34 excedencias de esas partículas en la ciudad y fueron también provocadas por el consumo en incendios de llantas de desecho.

Antes el municipio contaba con 3 estaciones de monitoreo manual de partículas más grandes que son las PM 10, ahora hay 14 en operación de las cuales 7 son para 2.5 y el resto rastrea ambos tipos.

“La estadística que se lleva ahora es meramente de información afortunadamente no hemos visto una cuestión grave pero si estamos previendo esto con mediante una estrecha cooperación con Nuevo Mexico a través de sus estaciones de monitoreo atmosférico y otras instancias”, indicó el funcionario municipal.

En tanto Carlos Rincón Valdez director de la Agencia de Protección Ambiental del Estados Unidos (USEPA, por sus siglas en inglés) con base oficinas en El Paso sostuvo que luego de la colaboración realizada entre ambos gobiernos desde más de tres décadas se han logrado disminuir los índices de contaminación.

Incluso dijo que estudios científicos resientes han demostrado que los habitantes de la vecina ciudad viven en promedio 4 años más que el resto de la población de la Unión Americana donde no se atacan los problemas conjuntamente, lo que a su vez provoca una mayor erogación en programas y proyectos ambientales.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles