Weekly News

Tema del combate al narco, el tema a tratar entre Calderón y Obama

22 de marzo de 2009.

México, pedirá a Barack Obama, medidas para frenar el comercio de armas y acciones para interceptar el flujo de dinero que la venta de drogas en Estados Unidos reporta a los narcotraficantes, dijo el procurador general Eduardo Medina Mora.

El titular de la Procuraduría General de la República (PGR) explicó en entrevista que estos temas, junto a la necesidad de que EU reduzca el consumo de drogas, serán expuestos a Obama y a su secretaria de Estado, Hillary Clinton, en sendas visitas que realizarán en abril y marzo, respectivamente, a México.

"Hay una gran receptividad de la nueva Administración" hacia estos temas, dijo Medina Mora, quien en febrero ya abordó estos asuntos con el procurador general de Estados Unidos, Eric Holder, y con la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano.

El procurador general de México afirmó ser "muy optimista" sobre la posibilidad de que EU tome "medidas más decisivas y más impactantes sobre el flujo de armas, dinero y de reducción de la demanda de drogas".

México aspira a que la Administración estadounidense restrinja o incluso impida la venta de rifles de asalto, que suponen más de la mitad de las 35 mil armas incautadas a los narcotraficantes mexicanos desde la llegada al poder de Calderón en 2006.

"Si cambiara el poder de fuego y de intimidación de las bandas de narcotraficantes, la lucha contra estos grupos sería mucho más fácil para México", dijo Medina Mora, quien destacó que el 90 por ciento del arsenal de las bandas criminales procede de EU.

Aunque afirmó que México es respetuoso con la Constitución estadounidense, cuya segunda enmienda permite a los ciudadanos de ese país la tenencia, uso y transporte de armas, aseguró que esta disposición "nunca fue pensada para surtir de armas a grupos criminales extranjeros".

Además, Calderón tratará con Obama los próximos 16 y 17 de abril en México y con Clinton la próxima semana, medidas para reducir el flujo de dinero en efectivo que llega a México por la venta de droga en Estados Unidos y que se estima en unos 10 mil millones de dólares, según Medina Mora.

El procurador coincidió con algunos cálculos realizados por legisladores estadounidenses sobre el valor del negocio de la droga en México y aseguró que éste puede rondar los 18 mil a los 22 mil dólares anuales.

Matizó, sin embargo, que estas cifras no son precisas pues el ilícito negocio no tiene contabilidad ni facturas.

También destacó que el negocio de la droga suma un valor agregado a su paso por EU y hasta su llegada al consumidor final de ese país, quien en los dos últimos años ha visto como casi se duplicaba el precio del gramo de cocaína, mientras su pureza bajaba un 35 por ciento.

Medina Mora aseguró también, que México solicitará una acción "más decidida" contra los traficantes de armas que vendan a los cárteles de la droga y consideró "inaceptable" la reciente absolución en Arizona por un "tecnicismo" de un estadounidense acusado de este delito.

Sobre la posible internacionalización de los cárteles mexicanos de la droga, el fiscal general admitió que el papel de las bandas asentadas en México ha crecido y "es hoy más importante que antes pero no dominante".

En su opinión, los cárteles mexicanos tienen hoy mayor interacción con organizaciones colombianas y de otros países suramericanos que le dan una mayor relevancia, pero no el control del mercado.

El fiscal mexicano calificó de "espléndida" la colaboración en el combate al tráfico de drogas de su país con Colombia y expresó su deseo de mejorar la cooperación con Venezuela, por donde transita una de las rutas de drogas más importantes hacia Europa.

Consideró que en el combate a las drogas se pueden trascender las diferencias políticas para alcanzar un entendimiento y evitar el uso de banderas partidistas.

El Gobierno de Felipe Calderón dirige una lucha frontal contra las bandas de narcotraficantes que el pasado año ocasionaron la muerte de más de cinco mil 600 personas en el país y más de mil en lo que va de 2009.

La situación preocupa a las autoridades estadounidenses que estudian la posibilidad de enviar a miembros de la Guardia Nacional a reforzar las zonas fronterizas con México.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles