Weekly News

* Crispín Borunda puso en jaque a la Procuraduría de Justicia
* Los Madero metidos en asunto de mini ciudad en Chiwas

26 de marzo de 2009.

En la capirucha del estado las cosas están en focos rojos: ayer el suceso que puso a trabajar a los cuerpos de seguridad y que movió la estructura del Gobierno estatal, fue el rescate que hicieran del narcotraficante Crispín Borunda, detenido en el municipio de Camargo en el 2004 cuando gobernaba Patricio Martínez.

El hecho permitió que el gober jalara varias orejas, sobre todo porque el suceso se dio en un hospital privado con escasos 4 elementos de seguridad, y a las 4 de la madrugada; pero, posteriormente, y a unas horas del comienzo del Foro de Seguridad Pública donde se tuvo la presencia de magistrados colombianos, del presidente del Tribunal de Justicia y del secretario de Seguridad Pública.

Por su puesto que la movilización puso a trabajar de inmediato a los cuerpos de seguridad, pero tras el acontecimiento, surgieron varias interrogantes, entre ellas ¿porqué llevan a una persona tan peligrosa a un hospital privada donde se pone en riesgo de los internados? ¿porqué si es un reo peligroso contaba con sólo 4 custodios? ¿Porqué los custodios no pusieron resistencia?

Ante esta presión, este medio día, la procu Paty González y Torres Cardona, encabezaron una conferencia de prensa y ahí anunciaron que están a marchas forzadas las investigaciones sobre el hecho, además, de el operativo de localización de Borunda, pero mientras esto sucederá, ya ordenaron que el Ministerio Público mande citar a funcionarios que tienen culpabilidad directa o indirecta de la negligencia mencionada. No es que suene a grilla, pero sutilmente doña Paty le está pidiendo al secretario de Seguridad Pública, responda él y se haga responsable de esta gigantísima negligencia que comprometieron al sistema estatal de seguridad pública, con hechos inexplicables y acciones por demás imperdonables.

Por supuesto que al interior del gabinete estatal, extrañó la reacción de la señora procuradora, que quizás justa, pero por lo pronto el gober los envió para que ambos den la cara frente a los medios de comunicación y en sintonía expliquen a la ciudadanía qué es lo que realmente está sucediendo.

La grilla será tema político, no lo descarte, así que para evitar que el tema crezca y sea bandera electoral, la procuradora deberá entregar resultados prontos y entregar cabezas de involucrados. Alguien tiene qué salir al quite y si es necesario decir que el narco tiene la mano dentro de la estructura judicial, es necesario que salgan a la luz pública los que reciben las prebendas. Así las cosas.

Ayer le prometimos que haríamos una investigación detallada a cerca del asunto de interés del alcalde chihuahuita Carlos Borruel, para sacar adelante un proyecto habitacional que técnicamente es imposible se dé a corto plazo debido a la falta de servicios.

Pues nuestras fuentes nos enteran que el los mayores desarrolladores de Chihuahua son CTU, de los hermanos Federico y Andrés Elías Madero, primos de Gustavo Madero y Socios de Jaime Creel. Andrés Elías permaneció como presidente del IMPLAN casi desde su fundación, pero la semana pasada en un movimiento inesperado Carlos Borruel lo removió para nombrar en su lugar a Héctor Camacho, todavía presidente de Canacintra, por cierto, uno de los que ha coqueteado con el proyecto de César Duarte.

Ante este acontecimiento, Andrés Elías reaccionó indignado por los movimientos de su director y amenazó con despedirlo, pero se topó con la sorpresa que Martínez hizo los cambios en acuerdo con Carlos Borruel. Los que saben, nos comentaron que ante estos movimientos, el alcalde capitalino y Enrique tenían candidato para la presidencia: Miguel Márquez, hijo, pero sus problemas de salud. Frente al inconveniente, recurrieron al presidente de Canacintra.

Camacho ha sido un fiel servidor de los Terrazas y ahora con la doble personalidad; gerente de Canacintra y gerente del IMPLAN, su figura crece. Sus amigos afirman que hasta bono de confidencialidad y eficiencia podrá cobrar. Además y como se recordará, la relación entre Enrique Terrazas y Carlos Borruel, se enfrió por el conflicto de Juan Blanco, a quién Borruel abandonó a su suerte con el caso SIRSSA, para apuntarse personalmente como precandidato a gobernador. Así los hechos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles