Weekly News

'Desconectan' la luz al planeta

30 de marzo de 2009.

En el reloj del bicentenario, ubicado en el cruce de avenida 20 de noviembre y el circuito del Zócalo, se programó la cuenta regresiva a apagar el alumbrado de los edificios públicos que rodean a la Plaza de la Constitución.

Iniciaba en el primer cuadro de la ciudad la Hora del Planeta, el llamado global para enfrentar el cambio climático.

La Ciudad de México se unió así a mil 800 ciudades de todo el mundo que, de esta manera, buscan generar conciencia sobre el uso eficiente de la energía y de los recursos naturales.

Miles de asistentes a la Plaza de la Constitución corearon la cuenta regresiva que dio la señal al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, para bajar un switch instalado en el templete principal.



Primero se apagaron las luces del Antiguo Palacio del Ayuntamiento y entonces la gente dirigió la mirada hacia el Palacio Nacional, en espera de que sucediera lo mismo. Pasaron algunos segundos para que el Palacio Nacional quedara a oscuras y entonces se esperaba que la Catedral Metropilitana se sumara a la penumbra, sin embargo, en el recinto religioso las torres permanecieron con las luces encendidas por más de 15 minutos.

A pesar de que la sincronía no fue el lado fuerte de la Hora del Planeta en el Zócalo capitalino, la población coreó el momento en que comenzó a hacerse la oscuridad y jóvenes del programa Prepa Sí empezaron a agitar pequeños tubos de luces fluorescentes que daban un efecto mágico al lugar.

Para completar este cuadro, el grupo de danzantes aztecas "Nok Niuk" levantó caracoles, plumas e incienso en un acto de desagravio al planeta Tierra.

Un poema de Nezahualcóyotl se escuchó en el sonido local durante los primeros minutos de este apagón, mientras Marcelo Ebrard permanecía escasos 10 minutos en el templete principal, ubicado frente a la Catedral Metropolitana.



Pero no todo fue penumbra, porque el edificio del Nacional Monte de Piedad no se sumó al llamado y, por medidas de seguridad, el alumbrado público del circuito del Zócalo y de las principales calles permaneció encendido.



Las luces se apagaron este sábado (ayer) en el Planeta para celebrar la "Hora de la Tierra". Desde la Antártida hasta las pirámides de Egipto, 4 mil ciudades, pertenecientes a 88 países del mundo, se unieron para manifestar la preocupación contra la amenaza del cambio climático. La torre Eiffel en París, las cataratas del Niágara en Canadá, el Empire State en Nueva York, la Acrópólis en Grecia, la catedral de San Pedro en el Vaticano, el Nido del Pájaro en China, edificios simbólicos todos, que emitieron ayer un "voto global" por la tierra, en un mensaje para los líderes mundiales que se reunirán en diciembre en Copenague, en el marco de la cumbre del Cambio Climático.

La Torre Eiffel, el Museo del Louvre y la Ópera fueron algunos de los más de doscientos monumentos y edificios públicos de París sumidos temporalmente en la oscuridad por la iniciativa "La Hora del Planeta".

El símbolo de la ciudad, la torre de 324 metros a orillas del Sena construida hace 120 años, se quedó sin iluminación por espacio de cinco minutos y no centelleó a las 21:00 horas locales como lo hace habitualmente.



En la lista de edificios "apagados" anoche estaba además el propio edificio del Ayuntamiento, la catedral de Notre Dame, las plazas de Vendôme y de los Vosgos, el Teatro del Châtelet y la cúpula de los Inválidos, bajo la cual está enterrado Napoleón.

Pero también los puentes del Sena, la Plaza de la Concordia y la Ópera Garnier dejaron de reflejar la luz eléctrica en sus dorados, lo mismo que el estadio del Parque de los Príncipes y las sedes de las alcaldías.

TAMBIÉN EN EL CAIRO

Monumentos y lugares emblemáticos de El Cairo, como las pirámides de Guiza y la ciudadela islámica, quedaron a oscuras para participar en la campaña internacional contra los efectos del cambio climático.

Imágenes ofrecidas por la televisión egipcia anoche confirmaron que a partir de las 20:30 hora local (18:30 GMT) quedaron sin luz lugares clave de esa capital y de sus afueras, aunque se notó una iluminación normal en otros edificios y zonas residenciales.



Las autoridades habían anunciado que el apagón mundial afectaría, entre otros lugares, a las pirámides de Guizá, al Suroeste de El Cairo, a la ciudadela islámica del Este de la ciudad y a la célebre Torre de el Cairo, en el corazón de la isla de Zamalek, en medio del río Nilo.

Aparte de los principales lugares turísticos, el apagón también estaba programado en edificios ministeriales de El Cairo y las instalaciones del Templo de Luxor, en el Sur del país, así como en algunas avenidas principales de la capital egipcia.

A la iniciativa convocada por el Foro Mundial de la Naturaleza (WWF) se han sumado cerca de 3,000 ciudades del planeta, incluida El Cairo, la mayor urbe de Oriente Medio.

Y EN BOLIVIA A MEDIAS Bolivia se sumó a la campaña mundial "La Hora del Planeta", por la que se apagaron las luces de miles de hogares y edificios públicos en todo el país, pero dejaron el televisor encendido, porque la hora elegida para esta iniciativa coincide con un partido de la selección boliviana de futbol.



El viceministro de Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambios Climáticos de Bolivia, Juan Pablo Ramos, afirmó, que la adhesión de Bolivia a esta iniciativa, es una acción de sensibilización y educación para que la población conozca la importancia de reducir el consumo de energía.

PERÚ SE SUMA El presidente de Perú, Alan García, dijo que se cumplió "simbólicamente con apagar las luces" en el plazo que se estableció a nivel mundial dentro de la campaña, tras resaltar su importancia a favor del medio ambiente.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles