Weekly News

Honduras juega con el Tricolor

2 de abril de 2009.

El técnico sueco Sven-Göran Eriksson puso en riesgo a la Selección Mexicana de Futbol al hacer cuatro cambios en su cuadro titular ante Honduras, que obtuvo su primer triunfo en el hexagonal de la Concacaf por 3-1.

Carlo Costly tuvo una extraordinaria noche con dos anotaciones a los minutos 17 y 79, y Carlos Pavón cooperó con un tanto al 43, mientras que Nery Castillo hizo el de la honra al 82 de tiro penal.

En la clasificación del hexagonal de la Concacaf que otorga tres boletos y medio para la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 y luego de tres jornadas, Honduras llegó a cuatro puntos y el equipo mexicano se quedó con tres.

Eriksson está nuevamente en la cuerda floja por la derrota, luego de haber presentado a un equipo inoperante en todas las labores, además de la desesperación y la acumulación de tarjetas, pues Carlos Salcido salió expulsado, al 87.



En relación al partido anterior que ganó 2-0 sobre Costa Rica en el estadio Azteca, el técnico sueco Sven-Göran Eriksson hizo cuatro cambios, uno de ellos obligado por enfermedad de Ricardo Osorio y su lugar lo ocupó Jonny Magallón.

En la central sacó a Aarón Galindo por Carlos Salcido y metió a Luis Ernesto Pérez como volante por derecha en lugar de Fernando Arce y en la delantera ingresó a Carlos Vela en lugar de Matías Vuoso.

El encuentro inició con mejor juego de los tricolores y al minuto dos efectuó Pérez potente disparo a balón parado, pero en el fondo el arquero Noel Balladares rechazó cuando parecía que la de gajos se internaba pegada al travesaño.

Un buen trabajo defensivo evitó a los de casa jugar en territorio de los visitantes, pero al minuto 17, en un balón largo por izquierda, Carlo Costly prolongó con la mano derecha el avance del balón, luego en la carga superó a Leobardo López y disparó para el 1-0.

El festejo de Costly fue espectacular, como espectacular fue el engaño que hizo al árbitro y al asistente al llevarse el balón con la mano para poner en ventaja a su selección.

Luego el juego se tornó más ríspido por parte de los de casa para cortar el accionar de los mexicanos y los bicolores se entusiasmaron al ataque con disparo de media distancia de Ramón Núñez y el esférico apenas pasó por encima del larguero.

En el tercer tiro libre a portería de Balladares, Pavel Pardo cobró y el balón apenas pasó por fuera del poste derecho del guardameta de casa, al 29.

Los minutos transcurrieron con un accionar muy cerrado hasta que Mauricio Sabillón entró por derecha al centro, mandó pase por alto, Carlos Pavón la bajó con el pecho y luego la jaló de derecha para anidarla pegada al poste derecho de Ochoa para el 2-0, al 43.

Claro que el festejo del jugador y la afición en la tribuna fue muy efusivo porque así Honduras aseguraba el triunfo, el primero en el hexagonal.

Al minuto 27 hizo Eriksson otro cambio obligado porque López se lesionó y entró Aarón Galindo, luego en el inicio del segundo tiempo salió Pérez para la entrada de Matías Vuoso, quien compartió el ataque con Vela, mientras que Bravo pasó a volantear por derecha.

Los mexicanos atacaron más aunque sin tanta claridad porque los de casa se defendieron bien y al minuto 56 aprovechó Carlos Vela un rechace en tiro de esquina para disparar potente y por abajo, pero Noel Balladares se quedó con el esférico.

Los problemas defensivos de los mexicanos se exhibieron aún más al minuto 79 en un centro a balón parado desde el círculo central al lado izquierdo donde Carlos Pavón recentró con la cabeza y Costly sin mayor dificultad disparó para un humillante 3-0. Ya casi al final, al minuto 82, Nery Castillo hizo el de la honra mediante tiro penal, luego de que Carlos Vela recibió falta, pero el tiempo se vino encima.

A velocidad se perfiló Pavón a gol y Carlos Salcido, quien ya estaba amonestado, le cometió falta y el silbante le sacó tarjeta roja al 87.

Regular actuación del árbitro canadiense Paul Ward, quien por momentos dejó correr las jugadas fuertes de los de casa y no marcó una mano clara en el primer gol hondureño.

Contadas las horas de Eriksson

Las horas de Sven-Göran Eriksson al frente de la Selección Mexicana, están contadas. Había pasado solo una hora del silbatazo final de Honduras 3-1 México y Néstor de la Torre ya había recibido diversas llamadas telefónicas.

Con ademanes que denotaban molestia, el presidente del Comisión de Selecciones Nacionales sostuvo charlas telefónicas de más de 10 minutos cada una. A su lado, Justino Compeán, titular de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

El próximo 27 de abril, el Consejo de Dueños dictaminará el futuro del estratega sueco, que parece estar decidido. Las próximos casi cuatro semanas servirán para decidirse: Javier Aguirre o José Manuel de la Torre.

"Tenemos que hacer un análisis profundo, porque tenemos claro el objetivo de ir al Mundial y no podemos continuar sin obtener unidades como visitantes", sentenció Néstor. "En estos momentos, estamos con el riesgo de que un descuido en casa, nos pueda costar la clasificación".

Y lo peor es que Eriksson se nota resignado. Aunque sentencia que "si dependiera de mí, no me iría. No tengo casa en Manchester". "No depende de mí, ya veremos lo que sucede", agregó con un tono de voz demasiado bajo. "Contra esto no puedo hacer nada. Nos metieron los goles muy fácil".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles