Weekly News

Cacería de militares en Torreón

6 de abril de 2009.

TORREÓN.- Los resultados que los operativos federales han tenido en Coahuila provocaron la reacción del crimen organizado que inició una cacería de militares

El fin de semana, dos soldados fueron ejecutados en Torreón y, según fuentes castrenses, las primeras evidencias hacen suponer que su muerte fue por abuso de poder de miembros de la delincuencia organizada, quienes al ver a los soldados en la calle decidieron matarlos.

“Fue una bravuconada”, señaló un mando militar, al referirse a los crímenes.

La Fiscalía General del Estado señaló que Héctor Martínez Escamilla y Ulises Toto Hernández, ambos de 33 años, pertenecientes al 33 Batallón de Infantería de la XI Región Militar, fueron asesinados a golpes.

La Fiscalía estableció que la causa del deceso fue traumatismo craneoencefálico severo, ocasionado por los fuertes golpes que presentaron.

No había indicios de que hayan sido usadas armas de fuego, aunque en un principio se señaló que los militares habían recibido el tiro de gracia.

“Pero sí había huellas de tortura en los cuerpos, como golpes con objetos contundentes”, expuso una fuente cercana a las investigaciones.

Los cuerpos, aclararon, tenían contusiones severas en cara y rostro, por lo que presumieron en un principio que les habían dado el tiro de gracia.



El teniente Martínez y el sargento primero, Toto Hernández, vestían de civiles y, fueron interceptados cuando salían de su casa a realizar labores rutinarias.

La fuente castrense confirmó que los soldados no se encontraban en activo al momento de ser interceptados.

Los cuerpos fueron encontrados el sábado en el interior de un auto Chevy, blanco con placas de Tamaulipas.

Uno de ellos se encontraba en el asiento trasero del auto, y tenía esposados los brazos hacia atrás, vestía pantalón de mezclilla, sudadera roja con rayas blancas y tenis negros con café.

La otra víctima, estaba en la cajuela, esposada, usaba pantalón de mezclilla y zapatos negros.

Con la ejecución de los dos militares, ya son cinco los elementos castrenses que han muerto asesinados por el crimen organizado en 15 meses en La Laguna.

El 18 de diciembre de 2007 fueron asesinados tres subtenientes cuando estaban en un local de venta de telefonía celular.

La fuente consultada aseguró que en aquella ocasión se trató de soldados que estaban asignados a labores de inteligencia, por lo que desde hace tiempo el crimen organizando los “cazaba”.

Desde el sábado se han observado retenes de elementos federales en las principales carreteras de la Comarca Lagunera. Convoyes de soldados con más de 100 elementos recorren los caminos para detener a sospechosos.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles