Weekly News

Gasto hormiga, una plaga en la economía familiar

8 de abril de 2009.

México, df.- Entre 200 y 500 pesos puede gastar cada integrante de la familia por semana en pagos menores; y si bien muchos de éstos pasan inadvertidos, generan huecos económicos.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) destacó que propinas, estacionamientos, golosinas y pasajes "extra" son pequeñas erogaciones que no parecen representar una cantidad importante si se comparan con el pago de teléfono, Internet, tarjetas de crédito o colegiaturas, pero que en el acumulado al mes o al año significan una fuga de capital.

Además de los desembolsos fijos, los gastos "hormiga" son muy comunes entre las familias y difícilmente se dan cuenta de cómo, cuándo, dónde y por qué se suscitan, pero se realizan a diario, y si se sumaran por semana, la cantidad puede llegar hasta 500 pesos.

Con la idea de hacer valer el dinero y destinarlo de forma adecuada, es recomendable valorar en qué se invierten los ingresos y cómo diversificarlos correctamente.

También es importante que considere estas pequeñas erogaciones y tome decisiones adecuadas para hacer rendir mejor el salario y llevar un preciso control.

Especialistas de Invex aconsejaron tomar papel y lápiz: hay que sumar todas las cifras de comprobantes que pertenezcan a tintorería, tarjetas telefónicas o de celular, gasolina, entre otros, y encontrará con seguridad un faltante semanal.

La Profeco destacó que es necesario recordar en qué se ocupó el dinero y descubrirá que por lo menos hay entre 10 y 15 gastos menores por semana, que no dejan registro porque se pagan con las monedas del día, pero que de una a una van dejando su cartera vacía. Por ejemplo, si va al supermercado por la despensa, tome nota: en la caja, cinco pesos al empacador, cinco al vigilante del estacionamiento, tres pesos del estacionamiento, para un total de 13 pesos, que no se aprecia como un enorme gasto, pero se acumula a sus compras, más la gasolina o, si toma transporte público, puede ir de tres a 20 pesos si toma taxi. Si va al cine con su pareja solamente, en la compra de los boletos son cerca de 100 pesos, en la dulcería alrededor de 80 pesos; si después de la función van a cenar, por lo menos una cuenta de 200 pesos y la respectiva propina; con el paso de las horas (cuatro por lo menos) el estacionamiento oscilará entre 60 y 80 pesos sin tomar en cuenta la propina del vigilante.

Si acostumbra dar limosna, tomar su cafecito diario o refresco, fumar, comprar diarios, revistas o dulces, encontrará a fin de mes un gasto de mil 500 pesos sin registro alguno; sin embargo, este desembolso inconsciente puede devorar el ingreso mensual y hacer mella en el presupuesto.

Para disminuir el gasto "hormiga" se necesita un objetivo y hacer una proyección a mediano plazo: "Si lo que destino al pago del café y las galletitas de media mañana, al cabo de seis meses se pueden convertir en un fin de semana en la playa", afirmaron especialistas.

Ante ello, es primordial fijar metas, esa es la base de la planificación financiera, pues le exige esforzarse para pensar cómo se puede lograr una vida que sea plena sin desembolsos menores por impulso y constantes.

La Profeco recomendó la elaboración de una tabla en la que se especifique en qué se gasta, cuánto se eroga, el consumo promedio, gasto semanal, mensual y anual.

Hay que hacer una lista de pequeños compromisos a corto plazo para no perder el control de los recursos económicos y asignar una cantidad fija para gastos de impulso, que incluyan las compras de las que no se obtiene un comprobante y, por ende, no hay una precisión de dónde fue a parar ese dinero.

También hay que tener en cuenta que los pequeños gastos diarios afectan las finanzas personales. El no administrar bien los recursos económicos ocasiona que se compren con más facilidad productos que no son indispensables o en compras por impulso.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles