Weekly News

Pese a que hay la información, adolescentes no recurren a ella para iniciar vida sexual: IMSS

9 de abril de 2009.

No obstante que en la actualidad existen varias fuentes de información sobre sexualidad a las que cualquier persona puede recurrir, adolescentes en esta frontera inician vida sexual desde los 13 años en caso de mujeres y 15 en hombres, con un grado bajo y medio de conocimientos que elevan los riesgos de embarazos no deseados y de contraer enfermedades, muchas de ellas irreversibles como el SIDA.

Lo anterior es revelado en un estudio denominado “Grado de Conocimiento Sobre Sexualidad Humana en la Población de Adolescentes del Tercer Año de Secundaria” que elaboran médicos familiares del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), adscritos a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 65 en Ciudad Juárez.

De acuerdo al estudio, se establece que la primera fuente de información sobre sexualidad en los adolescentes son los amigos con un 40.85 por ciento; los maestros en segundo con un 36 por ciento y en tercer lugar los padres con un 18.85. Otras fuentes con menos porcentaje incluye a los novios. Esto da como un resultado de conocimiento de bajo en un 44.85 por ciento; medio en un 47.42 por ciento y en alto solo un 7.71 por ciento.

En este caso, los padres deben ser la primera fuente de información, ya que en la casa empieza el conocimiento y luego reforzarlo en la escuela, estimó la investigadora al puntualizar que “si la mayoría recurre a amigos y estos tampoco están informados adecuadamente, eso hace más deficiente la orientación en esa edad tan difícil”.

Se destaca que en la actualidad hay muchas fuentes donde se puede obtener información sobre sexualidad, que debe ser en primer término la casa, seguida de la escuela, pero también se puede recurrir a libros, televisión –programas educativos-, Internet y revistas.

El mismo Instituto Mexicano del Seguro Social, cuenta con un programa de educación sexual que imparte pláticas a la población en general en días y horarios ya determinados en sus unidades de medicina familiar, donde solo es cuestión de preguntar en la que quede mas cercana al domicilio de la persona interesada.

Asimismo, brigadas de salud acuden periódicamente a escuelas primarias y preparatorias a dar pláticas.

De acuerdo con los especialistas, en los planteles educativos debe hacer programas permanentes de educación sexual, “ya que con una sola plática no es suficiente para que los adolescentes queden debidamente informados”.

Acerca de los riesgos sobre la falta de información adecuada a los adolescentes, se puntualiza en los embarazos no deseados, que ponen en riesgo la salud y la vida del binomio madre-hijo, porque las condiciones físico-biológicas-mentales de una adolescente aun no están dadas para la maternidad.

También están expuestos en un muy alto riesgo a las enfermedades de transmisión sexual como son la sífilis, gonorrea, herpes genital, el virus del papiloma humano –que se considera es causante del cáncer- y el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida–SIDA-.

Las recomendaciones que se desprenden de este estudio, es insistir en que los padres de familia y maestros tomen más en serio el tema de la sexualidad y se transmita a los adolescentes una mayor información que en primer término propicie que cuando inicien vida sexual sea informada y responsable.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles