Weekly News

Favorables los vientos al llevarse contaminantes generadas durante el gran incendio

14 de abril de 2009.

El incendio que afectó la semana pasada a tres empresas maquiladoras del Parque Industrial Aeropuerto generó en un solo día hasta 225 puntos IMECA de contaminación, sin embargo actualmente se mantienen niveles estables pues los vientos han sido favorables al llevarse la mayor parte de esa contaminación, informó el director de Normatividad Ambiental, Héctor Sandoval Quesney.

De acuerdo a datos emitidos por la dependencia durante los días 7,8 y 9 de abril se procedió a evaluar las condiciones ambientales prevalecientes en la atmósfera de las zonas aledañas a los inmuebles durante el siniestro, a través del equipo de medición de partículas menores a 10 micras (PM10), que arrojaron algunos incrementos en los niveles de contaminación permitidos.

Los datos recabados señalan que cuando se inició el incendio en la planta MCS de México el martes pasado a las 14 horas, había una temperatura máxima de 32 grados centígrados y una velocidad de vientos de 10 kilómetros por hora que provenían del oeste.

“Este día las estaciones atmosféricas no encontraron excedencias en la calidad del aire, esto se debe a que no había viento. El hongo de humo subió y fue a dar a la ciudad de Socorro y en donde de hecho bajaron las partículas y hacen que en esa región se presente una excedencia en PM10 por 127 microgramos por metro cúbico”, explicó el titular de Normatividad Ambiental.

Durante el miércoles 8 y luego de casi 10 horas de haber iniciado la conflagración que ya amenazaba con expandirse a Foxconn y Dometic, los vientos se presentaron en 32 kilómetros por hora con ráfagas que alcanzaron los 72 kilómetros por hora del oeste, y máximas de 31 grados centígrados.

El viento logra dispersar la contaminación al este y oeste y se va Socorro Texas, pero también hace que estos bajen en la ciudad. Las estaciones 20/30 del parque Borunda, Advance del complejo industrial Gema y Delphi que está a un costado del Tecnológico de Monterrey no registraron presencia de contaminantes provenientes porque la contaminación no se dispersó hacia esas zonas.

Indicó que sin embargo que a través de la Unidad de Móvil de Monitoreo Atmosférico (UMMA) que se ubica en la estación Babícora se presentó una excedencia en material particulado de 126 IMECAS, el pasado 8 de abril.

En tanto que el aparato que se colocó en la parte sur de la empresa MCS ese mismo día arrojó que hubo una excedencia de 226 IMECAS poco antes del medio día del 9 de abril, se informó.

“Las condiciones atmosféricas tales como la velocidad y dirección del viento fueron determinantes para que la altura de la pluma contaminante (nube negra) se mantuviera a poca altura durante el 8 de abril, ya que el viento actúa como un dispersor hacia el suelo y se mantienen los contaminantes al nivel por donde caminamos y lo estamos respirando”, apuntó Sandoval Quesney.

“Caso contrario al 7 de abril cuando las condiciones atmosféricas que estaban despejadas ocasionaron que la pluma contaminante se mantuviera en forma de cono hacia arriba y sin afectar zonas aledañas al siniestro”, agregó.

Sandoval Quesney dio a conocer que afortunadamente la contaminación permaneció por pocos días en la ciudad, ya que los vientos prevalecientes se llevaron la mayoría de las partículas.

Sin embargo el funcionario dijo que se continuarán monitoreando el medio ambiente de la ciudad para determinar la calidad de aire que respiran los juarenses.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles