Weekly News

Dispersa ejército a manifestantes y recupera el control

14 de abril de 2009.

La calma regresó hoy a Bangkok, la capital de Tailandia, después que las tropas dispersaron y retiraron a los miles de manifestantes que protestaban, en tanto el primer ministro Abhisit Vejjajiva aseguró que la situación se encuentra bajo control.

El ejército recuperó el control de todas las intersecciones de las carreteras tomadas por los partidarios del Frente Unido para la Democracia contra la Dictadura (UDD), en su intento por causar caos en el tráfico y derrocar al gobierno, reportó el diario Bangkok Post.

Este lunes, una persona murió y cerca de 100 resultaron heridas, incluidos 23 militares, cuando el Ejército disperso con gases lacrimógenos a los manifestantes que exigen la renuncia de Vejjajiva y la convocatoria a nuevas elecciones.

Al menos 30 autobuses públicos fueron secuestrados por los manifestantes y utilizados para bloquear el tráfico y demorar el avance de las tropas hacia la sede de Gobierno, donde se encontraban los inconformes, según fuentes policiales y militares.

'Las tropas y la Policía han logrado limpiar de manifestantes muchas áreas de la capital', dijo a la prensa el vocero del gobierno, Panithan Wattayanakorn.

El primer ministro tailandés aseguró este lunes que la situación en Bangkok se encuentra bajo control gracias a la intervención de las tropas, aunque continúa el estado de emergencia declarado la víspera.

En declaraciones a la cadena británcia BBC, Vejjajiva indicó que la población tiene derecho a llevar a cabo protestas pacíficas, pero no está permitido realizar disturbios o incitar a otros. "Estamos seguros de que tenemos el control de la situación", insistió.

"Si la población quiere manifestarse de forma pacífica, si quieren ejercer sus derechos constitucionales serán bienvenidos, pero no pueden causar disturbios, ni incitar a la gente para que violen la ley, ni intimidar y usar la violencia contra nuestra gente", dijo.

Los enfrentamientos del pasado fin de semana originaron la declaración del estado de emergencia, bajo el cual quedan prohibidas las reuniones de más de cinco personas y el Ejército puede ser desplegado para ayudar a la Policía a mantener el orden.



El jefe de las Fuerzas Armadas, general Songkitti Jaggabatara, señaló que los soldados del ejército usarán todos los medios a su disposición para terminar con "el caos", aunque precisó que sólo se usarán las armas para la autodefensa.

En un breve discurso transmitido por los canales estatales de televisión, el primer ministro exhortó a los manifestantes a retirarse totalmente de las calles de Bangkok y pidió la cooperación de la población para restablecer el orden en la capital.

El origen de esta crisis se remonta a septiembre de 2006 cuando el ex primer ministro Thaksin Shinawatra fue derrocado por fuerzas del ejército y desde entonces la sociedad ha estado dividida entre quienes lo apoyan y quienes respaldan al actual primer ministro.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles