Weekly News

Pide la diputada Manuela Hernández la regulación de “redondeos”

15 de abril de 2009.

Con el fin de promover la regulación de los “redondeos” realizados por empresas privadas a favor de instituciones o asociaciones de asistencia social, la legisladora priísta Manuela Hernández, exhortó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a que lleve a cabo dicha acción.

Hernández Colomo dijo que, queda claro que tanto el gobierno como las organizaciones de la sociedad civil contribuyen en infinidad de casos a brindar asistencia social y lo hacen en el entendido de que solamente unidos pueden ayudar a superar situaciones de pobreza y marginación que padecen.

Sin embargo, en el caso de las empresas privadas también es importante decir que si bien algunas tienen colaboraciones altruistas y filantrópicas trascendentes, también es cierto que para otras todavía falta mucho por hacer en aras de que comprendan su responsabilidad empresarial.

“Hay acciones altruistas a medias por parte de algunas empresas, como el redondeo que solicitan a los clientes para ayudar a instituciones o asociaciones de asistencia social, pero esas ayudas, en realidad le cuestan al pueblo, mientras que los empresarios se cuelgan la medalla y de paso lo deducen de sus impuestos, estos se hacen caravana con sombrero ajeno. De tal manera que para algunos, y así lo han expresado, el redondeo es la fórmula moderna para que los particulares carguen con los impuestos de otros” expresó.

Dentro de las cláusulas que establece el convenio para llevar a cabo el redondeo, además de otorgar recibos deducibles de impuestos, es que se le debe otorgar a la empresa que lleva a cabo dicha acción una aportación económica de 50 mil pesos para que ésta a su vez realice la publicidad que se requiera para dar a conocer al público en general la información relativa a qué institución beneficiará con el donativo producto del redondeo y el objetivo que se persigue.

Además, otra de las condiciones es que, en dado caso sucediera una tragedia, un desastre natural, la negociación podrá aplicar directamente el monto de lo recaudado para ayudar a las personas perjudicadas con tal eventualidad.

También por el monto recaudado de los ciudadanos, la institución o asociación entregan un recibo deducible de impuestos a la empresa, más no a nombre de todos o cada una de las personas que redondearon, sino a nombre del centro comercial.

Finalmente mencionó que “muchos opinan que se hacen de dinero ajeno para ahorrarse impuestos, algunos más enérgicamente hablan de que constituye una evasión fiscal o defraudación al fisco, todo escondido tras un redondeo, aun y cuando las empresas solamente son captadoras del efectivo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles