Weekly News

Pide Fidel a Obama levantar embargo

15 de abril de 2009.

LA HABANA, CUBA.- La decisión del presidente Barack Obama de aliviar las sanciones a Cuba es "mínima", pero "positiva", aunque faltan acciones más contundentes como eliminar el embargo y hasta una autocrítica, aseguró Fidel Castro.

Según el ex gobernante, Obama debería usar "su talento en una política constructiva que ponga fin a la que ha fracasado durante casi medio siglo".

Castro reaccionó a la decisión unilateral anunciada la víspera por Washington de eliminar las trabas para que cubanos-americanos puedan viajar sin restricciones a la isla y enviar remesas.

"La medida de aliviar las restricciones a los viajes en sí es positiva, aunque mínima. Hacen falta otras muchas", dijo el líder cubano en una de las tres "Reflexiones" -sus columnas de opinión- publicadas el martes en medios de prensa locales. Es inusual que el mandatario dé a conocer tantos artículos en un solo día.

El embargo a Cuba es un entramado de leyes que prohíbe el comercio con Cuba y sanciona cualquier intercambio no autorizado desde los viajes culturales, pasando por la compra o venta de mercancías, hasta las operaciones bancarias. Líderes de varios países han solicitado a Washington revisar esas políticas hostiles.

Castro destacó la iniciativa del senador republicano Richard Lugar, quien encabeza un grupo de congresistas y empresarios interesados en normalizar las relaciones. Para el ex gobernante, Obama debería tomar también algunas actitudes políticas, como prometer a los pueblos de América Latina que no volverá a atacar a países de la región como ocurrió a lo largo del siglo XX en Panamá, Nicaragua, Dominicana o Guatemala, ni apoyar invasiones como la de Playa Girón.

"El artero y sorpresivo ataque de Girón nos costó más de 150 vidas y centenares de heridos graves. Nos gustaría escuchar alguna autocrítica del poderoso país y la garantía de que nunca volverá a producirse en nuestro hemisferio", escribió el ex mandatario.

"Por el bien de la democracia y los derechos humanos, hace falta una voz que desde Washington nos diga que la Escuela de las Américas, especializada en golpes de Estado y torturas, será cerrada para siempre", añadió.

Castro, de 82 años de edad, delegó el poder en su hermano Raúl Castro en julio de 2006, pero mantiene un liderazgo simbólico en Cuba y en amplios sectores en AL.

Castro insistió en la buena voluntad y la sinceridad de las palabras y acciones de Obama y lo libró de la responsabilidad de las hostilidades de sus predecesores en la Casa Blanca.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles