Weekly News

Responden a polémica

15 de abril de 2009.

México, DF.- Tras la polémica que se suscitó en la pasada ceremonia de los premios Ariel, miembros activos de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) externaron hoy su posición ante esa situación y el texto que leyó Daniel Giménez Cacho a nombre "la comunidad cinematográfica" durante la premiación.

En un comunicado, la AMACC manifestó el deseo del gremio de dar respuesta a una serie de declaraciones de algunos de sus compañeros cineastas: "Estas afirmaciones surgieron luego de que fueron publicadas las nominaciones para los premios Ariel".

Abundó: "Expresando desacuerdos, descalificando algunos filmes seleccionados y lamentando la ausencia de otros. Se dieron diversas argumentaciones: que había obras que eran simples ejercicios escolares, filmes que nadie conocía, que no habían sido exhibidos y que no merecían siquiera ser vistos por el público".

Añadió que la Academia no se siente dueña de la verdad pero procede a partir de una norma que la rige y de un compromiso de igualdad de derechos para todos las obras recibidas, sean modestas o grandes producciones.

"Aplicándose en la acuciosa visión de los filmes, la amplia discusión y el rigor imparcial de desbrozar y juzgar únicamente las virtudes de los trabajos que realizan los compañeros cineastas mexicanos", apuntó.

Subrayó que la Academia es consciente de la inevitable polémica que año tras año se manifiesta con motivo de las nominaciones y de los premios Ariel.

"Circunstancia que lejos de desconcertar y desalentar a los académicos, vigoriza su entereza y su imparcialidad por el signo indiscutible del esfuerzo de una comunidad que se esmera por ir cada vez con más ahínco por el mejor camino, el de la calidad", expresó.

Explicó que la AMACC siempre ha contado con una página en Internet, en la cual se detalla el método de selección, al servicio de los casi 700 miembros de la Academia, así como de los estudiantes de cine, cinéfilos y público en general.



El comité ejecutivo de la AMACC concluyó que siempre ha aspirado a ser representativa de la comunicada cinematográfica y del ámbito a nivel nacional. "De ella proviene y a ella se propone enaltecer. Es un cuerpo colegiado de profesionales del cine de todas las especialidades y de todos los géneros del quehacer fílmico", acotó.

No quieren un diálogo por Internet Luego de que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) dio a conocer ayer una carta, donde lamenta algunas expresiones que, en su contra, han emitido cineastas y periodistas, las respuestas a dicho documento no se hicieron esperar.

Y es que en los últimos días, luego de la 51 entrega del Ariel, se ha cuestionado la presencia y ausencia de algunas cintas en las nominaciones. "La academia lamenta dichas expresiones porque ofenden a los cineastas distinguidos en la última entrega, con dichos que faltan a la verdad por parcialidad o desinformación", se dijo en el documento.

Y añade que el sistema de nominar y votar se puede consultar en su página oficial a través de Internet.



Por lo que la productora Mónica Lozano, una de las personas que han pedido la refundación de la AMACC, precisa: "Se solicitó la refundación por considerar que la Academia no es incluyente, plural y democrática. Hoy no representa todas las voces".

"Hablamos de la falta de representación, no de errores y aciertos. Y no es suficiente establecer el diálogo con los cineastas a través de Internet", subraya.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles