Weekly News

Primer movimiento brusco

21 de abril de 2009.

La estrategia de "contraste" del PAN atacando al PRI ha tenido efecto; la identidad priista cae tres puntos en sólo un mes lo que favorece al PRD y al grupo de independientes que observan un ligero incremento, según la empresa de consulta MITOFSKY.

Los partidos que aparecen enfrentados, el PAN y el PRI, fueron los que incrementan sus niveles de rechazo. Por su parte, el PRD, aunque sigue siendo el más rechazado, logra una mejora que hace tiempo no mostraba.

A pesar de la presencia de candidatos, de campañas negativas y de mercadotecnia del IFE, el interés de los mexicanos por la política sigue manteniéndose bajo. Sólo 1 de cada 11 mexicanos se dice muy interesado.

En dos meses, el porcentaje de mexicanos con derecho a voto que ubican al 5 de julio como la fecha de la próxima elección, pasó de 18 a 55 por ciento.

La preferencia electoral a finales de marzo sigue favoreciendo al PRI aunque la ventaja que mostraba en febrero se redujo significativamente; el 32 por ciento de los ciudadanos se dice dispuesto a votar por el PRI y 27 por ciento a hacerlo por el PAN, apareciendo nuevamente en la tercera posición el PRD a pesar de incrementar dos puntos su nivel de febrero. En esta medición los 5 partidos restantes acumulan 5 por ciento.

Los datos anteriores representan: el mayor porcentaje que han logrado en las preferencias los 5 partidos considerados menos fuertes desde la elección de 2006; el menor valor del PRI en 7 meses; el mejor porcentaje para el PAN desde 2007, y el primer incremento importante para el PRD que sube 2 puntos en un mes.

En los 21 estados donde NO habrá elecciones concurrentes el PRI consolida una ventaja de más de ocho puntos, en cambio en los 11 estados donde habrá comicios locales y federales, las preferencias están prácticamente empatadas.

Considerando la preferencia efectiva (eliminando a los que no declaran preferencia) el PRI se sale de la franja de la mayoría absoluta (que se alcanza a partir de 42.2 por ciento) donde se encontraba en enero y febrero; disminuye prácticamente cuatro puntos y el PAN sube uno, con lo que la contienda se cierra a niveles que ya se han observado antes, y todo ello antes de que inicie formalmente la campaña.

El presidente, a pesar de la nueva ley electoral, parece que será participante de esta elección, ya que así lo presenta el PAN al fijar en él y en su trabajo el centro de su campaña; el PRD al amainar sus conflictos y en plena crisis económica parece recuperar terreno, y los partidos pequeños, como siempre ocurre en estas elecciones, inician un crecimiento que los puede llevar a alcanzar sus objetivos: primero conservar el registro y después incrementar su presencia.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles