Weekly News

Pide obispo indagar a gobernadores

23 de abril de 2009.

MÉXICO, DF.- Tras las ejecuciones de dos tenientes del Ejército y las advertencias a autoridades y clérigos en Durango por parte del crimen organizado, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, pidió investigar a gobernadores y ediles coludidos con el crimen organizado.

Vera López advirtió que los hechos violentos de ayer son una muestra del fracaso de la lucha del Gobierno Federal en contra del narcotráfico y consideró necesario una verdadera limpieza en las cadenas de corrupción.

"Esto demuestra el fracaso de la famosa guerra contra el narcotráfico. Los mensajes se tratan de un desplante contra todos, contra autoridades, Gobierno, Iglesia, ciudadanos, contra todos.

"Aquí se tiene que empezar a investigar y meter a la cárcel a gobernadores, presidentes municipales, porque muchos están coludidos con el crimen y las ejecuciones demuestran que el Estado no nos está dando garantía de vida a ningún ciudadano", acusó.

Por otra parte, el especialista en religión de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), Elio Masferrer, insistió que la situación de inseguridad actual supone una confrontación en dos niveles: una en los hechos mediante la fuerza policiaca y otra simbólica y de defensa de la hegemonía con los mensajes tras las declaraciones del prelado duranguense.

"Es una forma de declarar la guerra, de plantear que sí tienen una presencia, una fuerza y que la van a ganar.

"Hay varias confrontaciones, una es en el plano de los hechos con los decomisos, las detenciones y todo ese tipo de cosas. Otra es en el campo simbólico que es donde el arzobispo regaña a las autoridades que no saben nada y no hacen nada y por otro lado, el crimen responde: tenemos fuerza", dijo.

Ambos personajes, desde sus ámbitos, coincidieron en que se trata de un desplante o una forma de declarar la guerra contra la sociedad y Gobierno, así como hacer patente su presencia y poder.

"Por un lado el arzobispo convoca a una rueda de prensa, y por otro lado éstos les dejan un narcomensaje con dos cadáveres, lo que evidencia un nivel de ferocidad en la confrontación", señaló Masferrer.

Tras el anuncio del arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, sobre el paradero de Joaquín "El Chapo" Guzmán, capo del Cártel de Sinaloa, la violencia se recrudeció en Durango con siete ejecuciones, incluidos dos militares que fueron localizados el martes sin vida en una carretera del municipio de Tepehuanes, con el mensaje: "Con el 'Chapo' nunca van a poder ni sacerdotes ni gobernantes".

Por la mañana, tras participar en una jornada del Colegio de humanidades de la Universidad del Claustro de Sor Juana, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, también afirmó que el narcotráfico se está riendo de la lucha contra el crimen organizado del Gobierno Federal, quien ya debería declarar a los cárteles como grupos terroristas.

El obispo de Saltillo aseveró que se combate el tráfico de drogas mediante operativos, pero los capos continúan teniendo apoyo político y económico.

Existen normas internacionales que permiten a los gobiernos confiscar sus bienes a grupos que ante la Organización de las Naciones Unidas son declarados como terroristas, sin necesidad de una Ley de Extinción de Dominio, dijo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles