Weekly News

Pierde Lugo credibilidad

24 de abril de 2009.

BUENOS AIRES, ARGENTINA. - Con cada denuncia por paternidad no reconocida, con cada hijo reconocido, el presidente paraguayo Fernando Lugo va dejando jirones del inmenso caudal de credibilidad con el que asumió el poder, hace diez meses. Ese era su único y gran activo, su inmejorable plataforma desde la cual logró, con éxito, saltar desde la religión a la política y llegar rápidamente a la Presidencia.

Hoy, acorralado por las denuncias, dubitativo en las decisiones de Gobierno por fuerza de las evidencias, su situación en el poder se ve debilitada al extremo, aunque aún no está en fase terminal. Lugo dedicó sus primeros 11 meses de gestión a demostrar un cúmulo de buenas intenciones y a lidiar con el sector mayoritario del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), de su vicepresidente, Federico Franco.

En esa cruzada, donde poco se hizo para modificar las estructuras corruptas que desde hace décadas corroen al país y elevar el nivel de las instituciones, logró salir airoso. Los índices de popularidad así lo demostraron.

Sin embargo, desde hace dos semanas, su imagen se desploma al ritmo de la convicción social de que abusó de su condición de obispo para procurar placer o por sus irresponsabilidades paternas.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles