Weekly News

Declara EU emergencia por influenza porcina

27 de abril de 2009.

Estados Unidos lanzó ayer una declaratoria de emergencia para liberar dinero y antivirales a fin de enfrentar el brote de influenza porcina que ha provocado, hasta ayer, 20 casos no mortales en su territorio.

El pronunciamiento, emitido por el Departamento de Servicios Humanos y de Salud estadounidense, es una medida preventiva que no implica restricciones a actividades públicas o alguna cuarentena, pero que amplía los recursos para las entidades afectadas.

"Nos estamos preparando en un ambiente en que realmente no sabemos al final cuál va a ser el tamaño del brote", dijo Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interna, en una conferencia de prensa especial en la Casa Blanca.

Ayer, la cifra de individuos afectados por el brote de gripe porcina en Estados Unidos escaló a 20, luego de que las autoridades estatales confirmaran ocho casos de estudiantes de preparatoria en Nueva York y el de un niño de 9 años en Ohio.

Los otros infectados se reportaron previamente en California, 7; Texas, 2, y Kansas, 2.



Hasta anoche el Gobierno estadounidense no había especificado los fondos disponibles contra el brote, pero reveló que liberó un cuarto del total de 50 millones de dosis de los antivirales Tamiflu y Relenza contenidos en la reserva estratégica de medicinas del país.

La declaratoria también pone disponibles 7 millones de dosis dentro del Pentágono y establece una "vigilancia pasiva" en los 327 puertos de entrada, como aeropuertos, vías marítimas y en los cruces terrestres con México y Canadá.

De acuerdo con la agencia Reuters, la doctora Anne Schuchat, del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), dijo en una conversación telefónica con reporteros que funcionarios se preparan para una posible propagación de la enfermedad más allá de los 20 casos confirmados.

"Temo que tendremos muertes", señaló.

Sin embargo, el Departamento de Estado no ha lanzado ninguna alerta ni restricciones de viaje hacia el país, aunque las autoridades sanitarias llamaron a tomar precauciones básicas a los turistas.

En tanto, Canadá confirmó los casos de seis personas infectadas por la gripe porcina, 4 en la provincia de Nueva Escocia y 2 en Columbia Británica, todas con nexos con individuos que habían viajado a México.

Nueva Zelanda dijo que 13 estudiantes que realizaron un viaje escolar a México "probablemente" tenían gripe porcina.

Por su parte, Israel indicó que un hombre que recién visitó México fue hospitalizado mientras las autoridades intentaban determinar si tenía la enfermedad y, en Europa, funcionarios del ministerio francés de Salud investigaban cuatro posibles casos de gripe porcina, pero tres arrojaron resultados negativos. Autoridades españolas dijeron que siete personas están bajo observación.

En otros países latinoamericanos, en Brasil un hospital reportó que tiene un paciente que recién llegó de México con síntomas de esta influenza y se esperan los resultados de exámenes que se le aplicaron, mientras que en Bolivia el Gobierno informó que el lunes declarará "alerta sanitaria" ante el brote y realizará controles de sanidad a los viajeros que lleguen a Bolivia desde México y Estados Unidos para evitar contagios en terminales aéreas.

En Ginebra, el comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer que a más tardar mañana se pronunciará sobre la posibilidad de modificar el nivel de alerta.

Hasta el momento, en una escala que va de uno a seis, el organismo tiene la alerta en la fase tres.

Eleva Asia alerta

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció ayer su "total apoyo" al presidente Felipe Calderón y al Gobierno y pueblo mexicanos para enfrentar el brote de influenza porcina, informó ayer la Casa Blanca.

El asesor presidencial de Seguridad Interna, John Brennan, señaló que Obama se encuentra muy preocupado por los casos ocurridos en Estados Unidos y en México, e indicó que está siendo informado regularmente sobre la situación. En conferencia de prensa en la Casa Blanca, Brennan señaló que Estados Unidos decidió por ello aplicar una "respuesta activa, agresiva y coordinada".

Indicó que Estados Unidos y México colaboran de manera estrecha y buscan "reducir el potencial de transmisión" de la enfermedad.

Brennan destacó que entre las prioridades figuran la comunicación, la rápida identificación y notificación sobre nuevos casos en ambas naciones.

Varios Gobiernos asiáticos elevaron el nivel de alerta y tomaron nuevas medidas preventivas para evitar que la influenza porcina traspase sus fronteras, mientras los noticieros no paraban de hablar de los peligros de la enfermedad.

Las dos últimas epidemias a gran escala, la fiebre aviaria y el SARS, surgieron precisamente en el continente asiático, que está considerado por los expertos el escenario perfecto para la propagación de un virus, debido a la superpoblación y a la tradición de convivir con animales domésticos.

"Experiencias recientes demuestran que las epidemias son difíciles de controlar en los países asiáticos, por eso los Gobiernos de estos países están especialmente preocupados", dijo Marteen Berman, experto en epidemiología.



China, Japón, Vietnam, Tailandia, India, Indonesia, Vietnam y Corea del Sur extremaron las precauciones con los vuelos provenientes de México y Estados Unidos, instalando escáneres térmicos o controles específicos para verificar la temperatura y síntomas de los pasajeros. Los medios de comunicación asiáticos comparan constantemente la situación vivida en México con el pánico que desató la llamada neumonía asiática o SARS, que en 2003 mató a cerca de 800 personas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles