Weekly News

Logra izquierda mayoría absoluta en Islandia

27 de abril de 2009.

REYKJAVÍC, ISLANDIA.- El bloque de izquierda de la primera ministra, la socialdemócrata Johanna Sigurdardóttir, ganó las elecciones legislativas anticipadas en Islandia con el 49.7 por ciento de los votos, escrutado el cien por cien de los votos.

Este resultado le permite obtener 34 de los 63 escaños del Althingi, el Parlamento unicameral islandés.

La Alianza Socialdemócrata logró el 28.8 por ciento y 20 escaños, dos puntos más y dos escaños más que en los anteriores comicios de 2007; y su aliado en el Gobierno, el Movimiento de Izquierda Verde, el 20.9 por ciento y 14 diputados, lo que representa una subida de 6.6 puntos porcentuales y 5 diputados.

El conservador Partido de la Independencia bajó 13.7 puntos hasta el 22.9 por ciento y obtuvo 16 diputados, nueve menos.

El centrista Partido del Progreso quedó en cuarto lugar con el 14.3 por ciento, frente al 11.7 de 2007, y ganó dos escaños para sumar 9.

La otra fuerza política en obtener representación fue el Movimiento Ciudadano, un partido de reciente recreación, que obtuvo el 7 por ciento y 4 escaños.

El Partido Liberal bajó más de cinco puntos hasta el 2,1 y perdió los 4 diputados que tenía.



Es la primera vez en unas elecciones que la izquierda logra mayoría absoluta y que el Partido de la Independencia pierde su condición de fuerza hegemónica en los 65 años de independencia de este país de apenas 320,000 habitantes.

La participación fue del 85.1 por ciento, 1.5 puntos superior a la de hace dos años.

Las elecciones fueron convocadas hace dos meses a raíz de la grave crisis económica que vive el país y que provocó la caída en enero del anterior Gobierno, dirigido por los conservadores, a causa de las protestas populares.

El perfil de la ganadora Johanna Sigurdardottir es graduada en Comercio y ex azafata, donde fue líder sindical, se convirtió en primera ministra cuando los socialdemócratas, socios minoritarios en la anterior coalición con los conservadores, recibieron el encargo de formar un Gobierno en minoría con el Movimiento de Izquierda Verde.



La enfermedad de la hasta entonces líder socialdemócrata, Ingibjörg Sólrún Gísladóttir, operada de un tumor benigno, le allanó el camino a Johanna, muy popular por su defensa de las minorías y la familia en sus distintas etapas como ministra de Asuntos Sociales. De esa época le viene el apodo popular de "Santa Johanna" por su compromiso con los más desfavorecidos, que le ha otorgado una fama de política honesta e íntegra, un valor añadido en un país salpicado por múltiples casos de corrupción en la clase política.

La jefatura de Gobierno era una salida provisional para Johanna, pero el respaldo dentro del partido, su popularidad y su buena relación con los "verdes" la convencieron para presentarse a las elecciones internas, donde logró el 97 por ciento de los votos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles