Weekly News

Buscan persuadir a Europa para cerrar Guantánamo

27 de abril de 2009.

WASHINGTON, EU.- La misión que de esta semana del secretario de Justicia, Eric Holder, de persuadir a los aliados europeos que acepten a los detenidos de Guantánamo parece casi imposible.

El presidente Barack Obama fijó el objetivo de cerrar el centro de detención estadounidense en Cuba este enero y su Gobierno trata de resolver qué hacer con los prisioneros y probablemente los trasladen al estado de Virginia. Mientras tanto, sus simpatizantes alegan que nunca deberían haber sido llevados a Guantánamo, para empezar.

Los republicanos dijeron en el Congreso que Guantánamo debería continuar operando y se aprestan a combatir la excarcelación de los detenidos en EU.

Holder esperaba persuadir a los europeos sin generar demasiada oposición en sus países. Después de reuniones en Londres y en Praga, el secretario de Justicia hablará el miércoles en Berlín sobre Guantánamo.

"Es una misión imposible para él, creo", señaló ayer un analista alemán antes de la llegada de Holder a Londres.

La ministra del interior de Austria, Maria Fekter, insistió que su país no iba a recibir a ningún prisionero. "¿Si los detenidos han dejado de ser peligrosos, por qué no se quedan en Estados Unidos?", se preguntó.

Simon Koschut, un experto del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores, de Berlín, habló de la dificultad que Holder enfrentará al tratar de hallar consenso entre los líderes europeos.

"En Alemania, muchos se preguntan por qué EU no resuelve sus propios problemas. Si ustedes los iniciaron, deberían terminarlo", destacó Koschut.



El esfuerzo de Holder sigue a similares realizados por Obama, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton y de otros funcionarios de alto nivel. Han hecho adelantos, pero han conseguido escasos compromisos.

En el caso de Holder, la presión es mucho mayor porque él está a cargo de reubicar a los presos dentro del plazo impuesto por Obama en 2010.

Actualmente hay 240 presos en Guantánamo. Sesenta de ellos, si son excarcelados no pueden regresar a sus países porque entonces podrían ser sometidos a abusos, cárcel o muerte. Son de países como Azerbayán, Argelia, Afganistán, Chad, China, Arabia Saudita y Yemen.

Portugal y Lituania han ofrecido estudiar si reciben a esos detenidos. Hay 17 uijures en Guantánamo que fueron capturados en Pakistán y Afganistán en 2001. Los uijures son de la provincia china de Xinjiang, en la frontera con Afganistán, Pakistán y otras seis naciones de Asia central.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles