Weekly News

Pide Calderón a la población quedarse en casa

30 de abril de 2009.

México pidió a sus habitantes a mantenerse en casa y ordenó el cierre por cinco días de actividades públicas y privadas no esenciales para enfrentar la epidemia de influenza porcina que se acerca a una pandemia, aunque autoridades insisten que el brote parece estabilizarse en el país.

Las cifras nos dicen que vamos hacia una etapa de estabilización, (aunque) eso tendrá que confirmarse mañana, sábado y domingo", dijo el jueves el alcalde capitalino Marcelo Ebrard sobre el virus de la influenza porcina que se ha cobrado ocho vidas y ha enfermado a 91 personas en todo el país.

El alcalde refirió que el miércoles sólo se atendieron en hospitales a 194 personas, cuando el día anterior habían sido 346 con síntomas compatibles a la influenza porcina.

El número total de muertes probablemente ocasionadas por la infección de influenza porcina, sin embargo, aumentó a 176, con 17 más ocurridas hasta la noche del miércoles.

El director del Centro de Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Miguel Angel Lezana, dijo la víspera a reporteros que anualmente fallecen en México unas 20.000 personas por neumonía, y entre marzo y abril el promedio de muertes es de entre 1.500 y 1.800.

"El hecho de que la población esté utilizando cubrebocas, haya evitado aglomeraciones... personas que han estado en su casa estos días, todo eso está ayudando para que tengamos una situación mucho mejor y podamos en el menor tiempo posible regresar a una situación de normalidad de nuestras actividades", dijo Ebrard.

Pero al menos hasta el 5 de mayo no se espera ninguna situación de normalidad: el presidente Felipe Calderón anunció la noche del jueves que en esos cinco días sólo se realizarán actividades esenciales como supermercados, hospitales, farmacias, gasolineras.

"No hay lugar más seguro para evitar contagiarse con el virus de la influenza porcina que tu propia casa", señaló el mandatario en un mensaje emitido en cadena nacional.

Desde el viernes, de hecho, la ciudad de México y sus alrededores comenzaron a ver reducidas las actividades cuando se suspendieron las clases de todos los niveles. Hacia el lunes la prohibición para ir a las escuelas se extendió a todo el país y se suspendieron otras actividades desde cines y teatros hasta misas.

"Estamos aprovechando estos días de asueto donde en diferentes escalas el sector público y privado tienen días libres para buscar reducir al máximo la conglomeración de gente, que se disminuya el uso de transporte masivo, que realmente se evite el contacto humano", dijo a la cadena Televisa el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

Agregó que los cálculos realizados indican que la epidemia de influenza porcina podría tener un costo de hasta 0,5% del producto interno bruto, dijo que el mandatario ya instruyó al gabinete económico para buscar medidas de apoyo a las empresas afectadas por el cierre de actividades.

Señaló que los efectos de la epidemia podrían durar hasta tres meses.

De los 99 casos confirmados de influenza porcina, 83 son del Distrito Federal (capital); 13 del vecino Estado de México; uno de Colima; uno de Oaxaca, y uno más de Veracruz.

La Organización Mundial de la Salud elevó el miércoles su nivel de alerta epidemiológica de 4 a 5 que indica una inminente pandemia. La escala es de 1 a 6, siendo el más alto nivel la declaratoria de una pandemia.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles