Weekly News

Cae sicario buscado por la DEA

30 de abril de 2009.

Agentes de la Policía Federal detuvieron en Matamoros, Tamaulipas, a Gregorio Sauceda Gamboa "El Caramuela" o "El Goyo", o "El Metro 2", ubicado en la segunda línea de la estructura de mando del Cártel del Golfo y pieza fundamental en la fundación de esa organización criminal

"El Caramuela", ex policía ministerial figura en la lista de los más buscados por la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), fue capturado junto a otras dos personas, Gabriela del Toro Copto, quien presuntamente es su esposa, y Miguel Ángel Reyes Grajales "El Güero", otro integrante de la organización.

Los tres fueron presentados la tarde de ayer en el Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa.

El general Javier del Real Magallanes, subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial, informó que la detención es resultado de los trabajos de Inteligencia de la Policía Federal, que permitieron ubicar un domicilio en la avenida Ejido y Calle 6/a. entre 3/a. en la colonia Tlaxcala, en Matamoros.

En el operativo se aseguraron cinco armas largas, un lanza-cohetes M72A3, antiblindaje, 30 cargadores de diversos calibres, 4 mil 575 cartuchos útiles de diferentes calibres y un vehículo tipo Cheyene.

El subsecretario destacó que reportes de Inteligencia señalan que de 1996 a 2004, Gregorio Sauceda, alias "El Goyo", fue pieza fundamental para la conformación del Cártel del Golfo, encabezado por Osiel Cárdenas Guillén.

Incluso tras la captura de Cárdenas, ocupó temporalmente el mando de la organización, puesto en el que luego fue relevado por Jaime Durán González, alias "El Hummer", detenido por la Policía Federal el pasado 7 de noviembre de 2008, en Reynosa, Tamaulipas.

A su llegada a esta organización, Cárdenas Guillén lo designó como operador en Reynosa y Matamoros, plazas codiciadas por grupos antagónicos entre ellos, el Cártel del Pacífico, precisó el subsecretario.

Heriberto Lazcano, el líder del grupo de sicarios del Cártel del Golfo, utilizó a Sauceda Gamboa, por su carácter violento, para frenar los embates del Cártel del Pacífico, lo que convirtió las plazas a su cargo en el principal bastión del Cártel del Golfo, ya que por esos tramos fronterizos traficaba mensualmente un promedio de 10 toneladas de cocaína y 30 de marihuana hacia los Estados Unidos.

El poder económico del Cártel del Golfo hizo posible la cooptación de mandos de la Policía Ministerial, lo que a su vez se tradujo en el eventual control de la plaza de Nuevo Laredo y con ello de la denominada "Frontera Chica" (Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo).

A Gregorio Sauceda Gamboa se le imputan los delitos de delincuencia organizada y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.



Además, figura en el séptimo lugar de la lista de los sicarios más buscados por la DEA.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles