Weekly News

Brote de gripe endurece tono de debate inmigratorio en EEUU

1 de mayo de 2009.

PHOENIX, EEUU - El brote de una nueva cepa de influenza ha generado un agitado debate en Estados Unidos acerca de la inmigración, un tema polémico que suele resurgir con frecuencia en este país.

El virus H1N1 de gripe porcina habría dejado hasta 176 muertos en México. Al norte de la frontera en Texas, el brote causó la muerte de un niño mexicano y ha enfermado a decenas de personas en varios otros estados.

"La gente siempre quiere encontrar un culpable, y es fácil usar como blanco a la gente que no puede defenderse por si misma", dijo Carlos García, un activista hispano en Phoenix.

En los últimos días, al menos tres congresistas estadounidenses han pedido la suspensión de los viajes a través de la frontera con México o que se los restringa para evitar la expansión del virus, una medida que el Gobierno ha dicho sería ineficaz.

La columnista Michelle Malkin culpó por la transmisión de "enfermedades contagiosas" a la "inmigración no controlada" en un blog, y otros animadores conservadores de "talk shows" han hecho acusaciones similares.

En respuesta, la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos instó a los medios a ser "justos y prudentes" durante la cobertura de la influenza y a evitar culpar a los inmigrantes mexicanos.

"Los inmigrantes, por supuesto, han sido los chivos expiatorios favoritos y convenientes para algunos, para temas que han ido desde los impuestos elevados a las enfermedades infecciosas", dijo la organización en una declaración publicada el miércoles.

"Los hechos no han importado mucho", agregó la asociación.

La organización hizo notar que los ciudadanos estadounidenses también cruzan la frontera. Actualmente hay más de 4.000 vuelos semanales desde Estados Unidos a México, y cerca de un 80 por ciento de quienes visitaron México en el 2008 viajaron desde Estados Unidos.

¿REFORMA INMIGRATORIA AMENAZADA?

Pese a la propagación del virus, el presidente Barack Obama continúa comprometido con una exhaustiva reforma inmigratoria que incluiría reforzar los controles fronterizos y ofrecer un estatus legal a muchos de los 12 millones de inmigrantes ilegales que residen en Estados Unidos.

En una conferencia de prensa ofrecida el miércoles, Obama dijo que continuará buscando un marco legislativo para la reforma durante este año.

"No podemos continuar con un sistema de inmigración que no funciona. No es bueno para nadie", expresó el mandatario.

Los partidarios de la reforma inmigratoria creen que la posibilidad de que el presidente reviva el tema durante este año sigue firme.

"Políticamente no creo que la próxima semana o el próximo mes vaya a ser un buen momento para buscar la aprobación de un proyecto de ley de reforma inmigratoria", dijo Tamar Jacoby, presidenta de ImmigrationWorks USA, una coalición nacional de empleadores.

"Pero una vez que la gente piense la situación y supere el pánico inicial, se darán cuanta de que esta enfermedad es un argumento a favor de un control y regulación más efectivos que sólo una reforma exhaustiva puede proveer", agregó.

Los activistas hispanos creen que el diálogo continuará y buscarán impulsarlo el viernes con marchas a favor de la reforma inmigratoria en California y en otras partes del país.

"Creo que los estadounidenses son inteligentes y son humanos, y verán que la preocupación por la salud pública no tiene nada que ver con lo que nosotros creemos es justicia social", dijo Jorge Mario Cabrera Valladares, del Center for Human Immigrants Rights de Los Angeles.

"El diálogo por la reforma en inmigración debe continuar pese a lo que enfrentamos ahora", agregó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles