Weekly News

Celebrarán madres policías su día sirviendo a la comunidad.

7 de mayo de 2009.

La agente María Aracely García González de la Policía Especial al igual que cientos de mujeres que laboran en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal festejará el Día de la Madre sirviendo a la comunidad.

La también ama de casa y madre de cuatro hijos, dijo que a veces es algo complicado realizar su labor como agente más sin embargo manifiesta que también le ha dejado varias satisfacciones en la vida.

Recordó que el año pasado le brindó apoyo a una mujer embarazada que esperaba un transporte afuera de la estación Aldama que la llevaría a un hospital a recibir atención médica.

Comentó que sin embargo y debido a lo apremiante de la situación tuvo que asistirla en compañía de otros elementos de la corporación en las maniobras del nacimiento.

“Me ha tocado gente que alguna vez le he brindado el apoyo y a lo mejor yo no las recuerdo pero ellos si, y tarde o temprano llegan y me encuentran, se acercan y me dan las gracias por algo que es mi trabajo realmente” aseveró García González.

Ataviada aun con su uniforme azul de trabajo de la corporación que desde hace diez años porta, sonriendo y cargando una maleta negra donde lleva todas sus pertenencias, la oficial toma un respiro y comenta que ha sido un poco complicado ejercer el rol de madre de cuatro hijos y prestar servicio al bienestar de los juarenses.

Por ello dice, procura la mayor parte del tiempo velar por sus hijos, que les vaya bien en la escuela y que nunca les falte su apoyo y amor de madre, mismo que les trasmite a través de diversas actividades recreativas y en familia que periódicamente realiza después de su trabajo.

“Las mujeres estamos ya comprometidas entre ser madres, ser esposas ser profesionistas. Ser mujer es un orgullo muy grande. A veces es difícil pero tiene mucha gratificación, muchísima por el amor que tenemos de la familia”, sostuvo la servidora pública.

“Es bastante difícil, a veces llegamos a casa y se nos olvida que es familia de nosotros y que desafortunadamente este trabajo es estresante. Olvidamos que llegamos a casa y que ya nos quitamos el uniforme, pero también es satisfactorio porque cuando los hijos ven que mamá anduvo trabajando y llegó bien es fenomenal”, acotó García González.

La agente reiteró que al igual que muchas de sus compañeras que también son madres de familia, es un orgullo para ella pasar el día de las madres portando el uniforme de policía.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles