Weekly News

Soldado mata a cinco compañeros en Bagdad

12 de mayo de 2009.

WASHINGTON, EU.- Un soldado estadounidense abrió fuego ayer en un centro de atención psicológica en una base militar en Bagdad y mató a cinco de sus camaradas antes de ser detenido, dijeron fuentes militares.

El tiroteo ocurrió a las 14.00 horas en la base norteamericana de Camp Liberty, cerca del aeropuerto internacional de Bagdad y adyacente a otra instalación militar que fue visitada el mes pasado por el presidente Barack Obama.

El soldado, "sospechoso de estar involucrado en el tiroteo", estaba bajo arresto, dijo una breve declaración estadounidense sin dar más detalles. Ninguna otra persona resultó herida, dijeron fuentes militares. No se sabía qué provocó el ataque.

En Washington, funcionarios del Pentágono dijeron que el tiroteo había ocurrido en una clínica de atención psicológica a la que los soldados acuden en busca de ayuda por el estrés sufrido durante los combates o asuntos personales.

"Cada vez que perdemos a uno de nosotros, nos afecta a todos", dijo el portavoz estadounidense coronel John Robinson.

En Washington, la Casa Blanca dijo que el presidente Barack Obama reaccionó conmocionado por lo sucedido en Irak.

El vocero de la Casa Blanca Robert Gibbs dijo que el tiroteo fue una "tragedia terrible". Obama planeaba hablar del asunto con el secretario de la Defensa Robert Gates ayer más tarde, agregó.

La cifra de muertos es la mayor para personal militar estadounidense en Irak en un solo incidente desde el 10 de abril, cuando un atacante suicida en un camión bomba mató a cinco soldados norteamericanos cerca de una estación de Policía en la norteña ciudad de Mosul.



Por separado, fuentes militares anunciaron ayer que un soldado estadounidense murió la víspera cuando una bomba estalló al paso de su vehículo en la provincia de Basora, al Sur de Bagdad.

La cifra de muertes estadounidense en abril fue de 19, la mayor en siete meses, en medio de un incremento de la violencia en el país.

Los ataques contra oficiales y sargentos se volvieron comunes en los últimos años de la guerra en Vietnam, pero no se consideran raros en los conflictos en Irak y Afganistán. En 2005, el sargento del Ejército Hasan Akbar fue condenado a muerte por matar a dos oficiales en Kuwait poco antes del inicio de la invasión estadounidense a Irak.

REEMPLAZO EN AFGANISTÁN



El Pentágono anunció el reemplazo del comandante de sus tropas en Afganistán, en momentos en que el presidente Barack Obama trata de cambiar la dirección de la estancada guerra. El general David McKiernan fue reemplazado a menos de un año de asumir el puesto. El nuevo comandante a cargo será el teniente general Stanley McChrystal, otro integrante del Ejército con experiencia como líder.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles