Weekly News

Atentado deja 30 muertos y 250 heridos

28 de mayo de 2009.

Presuntos atacantes suicidas detonaron ayer una camioneta tipo van cargada de explosivos, que destruyó un edificio de la Policía y dañó las paredes de una oficina cercana del servicio de espionaje de Pakistán en la ciudad oriental de Lahore, dejando unas 30 personas muertas y por lo menos 250 heridos.

El ataque en la ciudad de Lahore, al Este de Pakistán, fue uno de los ataques más graves del año en ese país, dijeron las autoridades.

Al menos cuatro hombres con rifles se bajaron del automóvil y comenzaron a disparar contra el edificio de la agencia Inteligencia, para luego detonar una explosión gigantesca cuando los guardias de seguridad les respondieron el fuego.

El ministro del Interior, Rehman Malik, dijo que el ataque podría ser una represalia por la ofensiva militar que el Gobierno realiza contra milicianos talibanes en el valle de Swat en el Noroeste del país.

El ataque fue el tercero en los últimos meses en Lahore, la segunda ciudad más grande del país y cercana a la frontera con la India. Una serie de ataques allí ha generado el temor de que la actividad insurgente en Pakistán -un país con armas nucleares- se esté extendiendo mucho más allá de la región Noroeste cercana a Afganistán.

Nadie se atribuyó la responsabilidad del atentado en forma inmediata, pero la Policía dijo que detuvo a dos sospechosos.

La explosión fue tan fuerte que destruyó las paredes de varios edificios en el distrito comercial. Los techos de varios quirófanos en un hospital cercano se derrumbaron e hirieron a 20 personas.

Imágenes de televisión mostraban personas sangrando y a trabajadores de emergencias que cargaban heridos hacia las ambulancias. Operarios de rescate intentaban liberar a personas atrapadas por los escombros.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles