Weekly News

Terminan negocios General Motors y Opel

28 de mayo de 2009.

Después de 80 años de matrimonio, General Motors (GM) y Opel quedaron hoy divorciados y la automotriz alemana dio con ello un paso decisivo hacia su autonomía.

GM anunció ayer que le otorga a Opel la soberanía sobre sus valores -talleres, patentes y tecnologías-, libres de deudas.

Con esta decisión de GM queda abierto el camino para elegir a la compañía a la que se venderá Opel e invertirá en su saneamiento y continuación.

El Gobierno alemán sesiona esta noche a todo vapor con vistas a tomar por lo menos un principio de decisión sobre el financiamiento-puente que otorgará a Opel y sobre el inversionista al que otorgará la venta.

Alemania está jugando ese papel porque proporcionará a la firma inversionista que elija, varios miles de millones de euros para Opel.

A ello se suma que pretende evitar el despido de miles de trabajadores de Opel en momentos en que los partidos políticos están en campaña para las elecciones generales de septiembre próximo.

El Gobierno alemán, con la canciller federal Angela Merkel al frente, deberá definir los últimos detalles sobre el fideicomiso que administrará a Opel hasta su venta.

En el sector automotriz hay expectación porque es posible que el Gobierno dé a conocer una decisión previa sobre el inversionista y sobre el monto financiero que otorgará a éste por la compra de Opel, para sanear la firma y conservar la mayor cantidad de puestos de trabajo.

La decisión del Gobierno alemán respecto a Opel no será fácil debido al contexto europeo.

Países como Reino Unido y Bélgica temen que el Gobierno alemán decida actuar sólo para salvar Opel y que de esa forma se pierdan las plantas y puestos de trabajo que tiene General Motors en esas naciones.

Los gobiernos británico y belga se pronunciaron por una 'solución europea' para la crisis de GM.

Los tres inversionistas que presentaron propuestas sobre Opel son la italiana Fiat, la austriaco-canadiense Magna y la estadounidense Ripplewood, a ellas se sumó la china Beijing Automotiv Industry Corp (BAIC), que acaba de presentar su oferta.

La prensa local divulgó que los chinos estarían dispuestos a dar una garantía de dos años de que las plantas de Opel seguirán funcionando y además solicitarían un menor monto de financiamiento del Gobierno alemán, en comparación con los otros postores.

BAIC está en estrecho contacto con el mayor banco de Alemania, el Deutsche Bank, para recibir asesoría respecto a su propuesta para obtener Opel.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles